Las viviendas turísticas están acusando la ausencia casi total de turistas británicos

23

La incertidumbre predomina en el sector turístico, más aún para aquellas empresas que de algún modo trabajan con el mercado británico. Una traducción estadística de esto es que el 55 por ciento de las reservas para alojarse en viviendas turísticas de la Isla durante el mes de agosto se acaban cancelando, según la información facilitada por la asociación Viturme.

Las cancelaciones por parte de clientes británicos alcanzaron incluso el 80 por ciento en julio y para el mes de agosto las cifras no están muy lejos por el momento. En el resto de mercados, las anulaciones de estancias se mueven en el 24 por ciento.

En julio, las viviendas turísticas consultadas por Viturme tuvieron una ocupación media del 33 por ciento, pero de nuevo el comportamiento fue dispar según mercados. Aquellas empresas que trabajan con turistas del Reino Unido bajaron hasta el 17 por ciento, de hecho solo tuvieron una cierta actividad durante la primera quincena, hasta que su gobierno anunció la cuarentena obligada. Por otro lado, quienes tienen una mayor diversidad de clientes alcanzaron un promedio del 42 por ciento de ocupación. En julio del año pasado fue del 82 por ciento.

Los turistas nacionales tuvieron un comportamiento «positivo» para Viturme, algo que los empresarios esperan mantener durante el mes en curso para salvar algo el verano.