Los agentes identificaron a cuatro personas | Josep Bagur Gomila

46

La concentración de protesta por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, celebrada el martes por la tarde en la plaza Miranda, de Maó, sin autorización, motivó que la Policía Nacional levantara seis actas de sanción por incumplimiento de las normas sanitarias.

Las alrededor de 200 personas que se concentraron lo habían hecho a partir de los mensajes difundidos en las redes sociales en defensa de la libertad de expresión y para mostrar su rechazo al encarcelamiento del rapero, condenado por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.

Los agentes pidieron la identificación a una mujer que movía la pancarta principal. Esta se negó, aunque posteriormente cuatro de los concentrados dieron un paso al frente. Estos fueron identificados por los policías y se les tramitaron las actas de sanción. Entre ellas figuraba el veterano activista Antonio Casero, quien este miércoles en las redes sociales aludía a la directora insular de la AGE al respecto de las posibles sanciones: «No creo que la Delegada del Gobierno adopte una actitud represiva, y que empiece a comprender que la normalidad en este país llegará cuando ningún ciudadano sea encarcelado por expresarse en un recital u otro acto de cualquier actividad».

Noticias relacionadas

Al término de la concentración los agentes también identificaron en un vehículo a la mujer que, presuntamente, había sido la convocante, y a un acompañante. Ambos fueron multados porque iban sin mascarilla y no eran convivientes. Los expedientes pueden concluir en sanciones mínimas de 600 euros.

Las concentraciones están prohibidas por indicaciones de la Conselleria de Salud. Mientras la Isla se mantenga en el nivel 4 de riesgo máximo solo se permiten las motorizadas.

Esa indicación ha motivado que la Dirección Insular de la AGE no haya concedido el permiso solicitado por diversos sindicatos para realizar concentraciones de este tipo, igual que ha sucedido en Mallorca y en Eivissa. No se autorizó la solicitada por CGT el pasado día 6, en Ciutadella, para las víctimas de la playa del Tarajal. También se denegó otra el día 11, de UGT y CCOO para reclamar las pensiones, y una más del sindicato CGT para el próximo día 27. En relación a la concentración semanal de los pensionistas también se les indicó que mientras la Isla permanezca en el nivel 4 de riesgo máximo, debían posponerlas.

Por otro lado, Vox se ha dirigido a la directora insular de la AGE pidiendo que sancione a los convocantes y manifestantes del acto en apoyo del rapero.