0

La patronal CAEB Menorca solicita al Govern balear la revisión de las restricciones para el sector de la hostelería y considera que éstas deberían flexibilizarse.

En un comunicado, la CAEB recuerda que los datos sanitarios de incidencia acumulada en Menorca «apenas han variado, y ha habido cambios suficientes en los sectores afectados para que en el caso que hubiese una correlación entre apertura de la economía y aumento de incidencia se hubiesen dado focos de contagio mucho más elevados».

Consideran que las decisiones sobre las restricciones deben tomarse «con los datos sanitarios en la mano» y, en el caso de Menorca, la situación y evolución «merecían una mayor relajación de las restricciones que las que podemos disfrutar».

Por ello, exigen la máxima implicación de la administración insular para poder aumentar la relajación de las medidas restrictivas «cuanto antes» y defender la necesidad de apertura de la economía menorquina.

«El paso que creemos que se debería haber dado en esta fase de relajación de restricciones en la isla, a parte de la ampliación de aforos, es la relajación de horarios de apertura de los establecimientos de restauración», señala el comunicado.

Por otro lado, no entienden porque se establecen horarios desiguales entre los interiores de los locales y los exteriores, y como en fines de semanas el horario de cierre difiere del horario de toque de queda tanto en terrazas como en interiores.
«¿Acaso el riesgo de contagio aumenta a medida que el sol desciende o la incidencia de contagio es mayor si cae en fin de semana?», se preguntan.

Finalmente, remarcan: «si lo que preocupa es el aumento de riesgo en incumplimientos de protocolos de seguridad, derivado del consumo excesivo de alcohol, lo que deben hacer es incrementar el control y sancionar de manera efectiva a los locales y a los clientes que incumplen con los protocolos».