51

El Área de Salud de Menorca comunicó este viernes el ingreso de una mujer de 38 años en el Hospital Mateu Orfila por una patología que se ha notificado como posible efecto adverso de la vacuna AstraZeneca, que recibió el pasado 6 de marzo. La paciente ha sido diagnosticada con el Síndrome de Guillain-Barré y su estado es grave, ya que necesita soporte respiratorio y está ingresada desde este viernes por la tarde en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

La doctora Tamara Contreras, directora médica del hospital, compareció de urgencia ante los medios para explicar que este caso se ha notificado al Ministerio de Sanidad, como posible reacción adversa a la vacuna, por una cuestión de temporalidad, al darse la circunstancia de que la mujer empezó a encontrarse mal en los días posteriores a la inyección, pero no porque esté establecida una relación de causa-efecto directa con la dosis de AstraZeneca recibida por esta paciente.

La directora médica quiso transmitir un mensaje de «calma, serenidad y seguridad, porque hemos notificado este cuadro al igual que lo hacemos con cualquier reacción adversa a cualquier medicamento, y que así lo debemos hacer a farmacovigilancia ante la sospecha, porque es una sospecha por la temporalidad».

Contreras mostró su preocupación por «la lectura» que se haga de esta noticia y el posible aumento del rechazo a vacunarse. «Sería muy dramático que tuviera un efecto negativo en la vacunación», afirmó, al tiempo que recalcó que la Agencia Europea del Medicamento acaba precisamente de garantizar la seguridad y eficacia del fármaco de AstraZeneca contra la covid-19.

La responsable sanitaria no informó sobre si la mujer ingresada pertenece al colectivo docente, aunque recibió la primera dosis de la vacuna en el fin de semana de inicio de la inmunización masiva de los profesores en la Isla. La directora médica sí aclaró que esta persona no recibió la dosis del lote ABV5300 que fue paralizado por Sanidad.

La paciente, que no padecía ninguna patología previa, acudió a Urgencias del hospital el domingo pasado con un dolor de cabeza intenso, una sintomatología que mejoró con la administración de analgesia. Este jueves volvió a ser atendida en Urgencias al haber empeorado su estado de salud, con dolor cervical y lumbar, así como debilidad en las piernas.

En ese momento ingresó en la planta de neurología del hospital con diagnóstico de Guillain-Barré y ayer tarde empeoró y fue trasladada a la UCI.

El Síndrome de Guillain-Barré es un trastorno poco frecuente en el cual el propio sistema inmunitario de una persona lesiona las capas protectoras de los nervios y causa debilidad muscular. «Es un cuadro neurológico, un síndrome en el que la mayoría de las veces no conocemos la etiología, y que normalmente es secundario a infecciones tanto víricas como bacterianas, pero insisto, en la mayoría de los casos no llegamos a conocer cuál ha sido la causa», explicó Contreras. La enfermedad afecta al sistema nervioso periférico y produce parálisis progresiva, desde los pies hacia que puede afectar a la musculatura respiratoria, de ahí el ingreso en UCI. No obstante la doctora afirmó que «prácticamente todos los pacientes se recuperan aunque su evolución es lenta».