Los turistas optan cada vez más por pasar sus vacaciones en la Isla con su propio vehículo. | Josep Bagur

34

Las sensaciones sobre la afluencia de visitantes en julio se empiezan a materializar ya en cifras. Una de estas impresiones es que esta verano hay muchos coches circulando por las carreteras de la Isla. Pues los números constatan que el mes pasado entraron por el puerto de Ciutadella una cantidad inédita de vehículos de pasajeros, notablemente superior a cualquier julio previo a la pandemia. Además, varios puntos de la red viaria insular experimentaron el mes pasado intensidades medias diarias récord.

Más de 500 coches de pasaje entraron cada día en la Isla por vía marítima en julio. En el puerto de Ciutadella fueron 12.817 según la estadística oficial de Ports, lo que arroja una media de 413 por jornada. A estos hay que añadir los que desembarcaron en los muelles del Cós Nou, sobre los cuales todavía no hay cifras oficiales. Tanto en 2020 como en 2019 la media rondó al alza el centenar de unidades, cifra que puede servir de referencia.

Los 12.817 automóviles que entraron por Son Blanc (salieron 10.262) suponen un incremento notable respecto a julios precedentes. El año pasado desembarcaron 9.302, en 2019 algo menos con 9.004 y en 2018 llegaron 8.728. El salto experimentado este año ronda el 40 por ciento, en un contexto de preferencia por el turismo doméstico, con mucha afluencia de nacionales o franceses, y con una menor flota en las empresas de alquiler, lo que ha generado quejas por el aumento de los precios. De estos 12.817 coches, 9.813 procedían del puerto de Alcúdia (más del doble que en 2019), 2.565 de Barcelona y 439 de Toulon. El día con más actividad fue el viernes 30 de julio con 566 coches desembarcados.

En junio ya entraron por Ciutadella 8.092 vehículos ajenos al transporte de mercancías (4.278 en 2020), unos 2.000 más que en 2019 pero por debajo de los 8.795 de 2018. En Maó, no obstante, junio se ha quedado en 2.343 vehículos de pasaje, cuando en 2019, por ejemplo, llegaron 4.016.

Se da la circunstancia de que en los cinco primeros meses del año la tendencia era claramente a la baja en el movimiento de vehículos (un 40 por ciento menos por Son Blanc respecto a 2019), por lo que en el acumulado de 2021 todavía está un 8 por ciento por debajo de ese año.

Aunque con cifras mucho menores, también cabe resaltar el incremento en la llegada de motocicletas de pasajeros. Este pasado mes de junio se bajaron del barco en los muelles de Son Blanc 693 automóviles de dos ruedas, unas 22 por jornada, lo que suponen 206 más que en el mismo periodo del año pasado y 248 que en julio de 2019.

Intensidad del tráfico

La llegada de tantos coches a la Isla este verano ha llevado a los medidores de la intensidad media diaria de las carreteras    a cifras récord en algunos puntos. Dos en concreto. En el punto kilométrico 42 de la carretera general, uno de los dos con registros disponibles en la Me-1, se superaron por primera vez en julio los 20.000 vehículos (20.062), 73 más que hace dos años. El otro medidor de la ‘general’ se aproximó al máximo histórico. También hubo récord en la carretera Ciutadella-Artrutx y se quedó muy cerca la Ronda Sur. Los datos ofrecidos por el Consell indican que en la carretera Maó-Sant Lluís, una de las más transitadas de la Isla, se alcanzaron los 23.386 coches por jornada, cifra solo superada en el ya lejano julio de 2002.