Varios pequeños aviones que coincidieron en la pista del Aeropuerto de Menorca

La pandemia, el cambio de modelo turístico, los nuevos hábitos, eventos de alto pedigrí social... Por las razones que sea este año se ha experimentado en el Aeropuerto de Menorca un importante incremento del volumen de jets privados, en propiedad del viajero o alquilados. Con datos de enero a julio se percibe un incremento del 50 por ciento en el volumen de pasajeros que optan por disponer de un vuelo a demanda en relación a 2019. Son el triple que el año pasado.

De las estadísticas de AENA se desprende que este año han optado por vuelos privados a demanda 456 pasajeros. Son aquellos que aparecen fuera de las cifras de los pasajeros de las rutas comerciales, excluidos también los que sin estar dentro de la categoría de rutas comerciales han viajado en vuelos operados por compañías tradicionales (Vueling, Ryanair, Air Nostrum...).

En los primeros siete meses de 2019 los pasajeros de vuelos privados a demanda eran 292, mientras que el año pasado, con un confinamiento severo con motivo de la pandemia, se quedaron en 154. En el conjunto de 2019 el total de este tipo de pasajeros rondó el medio millar, por lo que a estas alturas de 2021 se está cerca ya de alcanzar y superar esta cantidad.

Julio ha concentrado una parte muy significativa de estos viajeros exclusivos. Durante el mes pasado optaron por esta fórmula para moverse con Menorca 146 personas, casi un tercio del total de lo que llevamos de año. Lo mismo sucedió en 2019, una tendencia extremadamente exagerada en 2020 a causa del citado confinamiento.

Pero el incremento en la comparativa entre 2019 y 2021 no se fundamenta en las cifras de julio, cuando solo se produjo un aumento de 16 usuarios. La tendencia al alza ha sido mucho más notable en el resto de los meses del año, sobre todo en abril y mayo. En junio se produjo un leve retroceso en esta evolución a dos años vista.

En cuanto al volumen de operaciones, no hay en julio una correspondencia exacta entre vuelos y pasajeros. En 2019 la media de pasajeros por vuelo fue de 4,7, en 2020 de dos y el mes pasado de 5,5. Ahora los vuelos privados se hacen más en familia.