Sanitarios realizando pruebas PCR en Maó | Gemma Andreu

7

Los contagios de COVID-19 casi se duplicaron durante la última semana en Menorca, el incremento de casos fue de un 90 por ciento debido al enorme potencial de contagio de la variante ómicron, pasando de los 631 positivos registrados del 19 al 26 de diciembre a un total de 1.198 notificados entre el 27 de diciembre y el 2 de enero. La situación del Hospital Mateu Orfila es de una calma tensa, con reuniones a diario de los responsables sanitarios para evaluar la situación que, de momento, sigue estable, con nueve pacientes de covid-19 ingresados, cuatro de ellos graves en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Sin embargo, si sigue la velocidad explosiva de contagios de esta variante, con mil casos semanales, esto podría provocar dos ingresos semanales. Ómicron es más leve, pero un pequeño porcentaje de enfermos graves sobre un total enorme de infecciones no es despreciable, puede llegar igualmente a tensionar el hospital, que en esta sexta ola tiene menos pacientes ingresados que en otros momentos de la pandemia.

En la tercera ola, que sucedió a las Navidades de 2020, se calculaba que de cada cien pacientes contagiados la probabilidad era que hubiera dos ingresos en planta y uno podía llegar a la unidad de críticos. Ahora con ómicron la posibilidad de ingreso se reduce mucho más, es de un paciente por cada 500 positivos, asegura el doctor Javier Zulueta, neumólogo del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, en declaraciones a Onda Cero recogidas por este diario. «Parece que produce menos efectos graves, el problema es que está afectando a tanta gente...», explica, al tiempo que confirma su mayor levedad pero «todavía hay gente ingresando, hay menos traslados de plantas a UCI, eso es bueno, y vemos que los pacientes que llegan a la UCI no requieren ventilación mecánica invasiva con tanta frecuencia, parece menos grave pero sigue habiendo muchos casos que llegan al hospital». Zulueta se incluye entre los expertos que creen que después de una subida vertical de los contagios, habrá una caída también vertical «pero todavía no hemos llegado a eso», matiza.

En lo relativo a Menorca nunca antes se había llegado a una cifra tan elevada de casos activos, 1.924, con un esfuerzo titánico de contención por parte de las unidades volantes, que siguen 1.869 pacientes, y de Atención Primaria. La situación es de tal saturación en las UVAC, con una media de doscientos positivos al día, que se centran en localizar y rastrear los contactos de estos pacientes, y los negativos quedan a la espera. Los afectados pueden entrar en el portal del paciente del IB-Salut para consultar los resultados si no han recibido la comunicación por parte de la UVAC. La tasa de positividad en Menorca se sitúa en el 30 por ciento, es decir, tres de cada diez pacientes dan positivo en una prueba diagnóstica. Es la proporción más alta de toda la pandemia y la tasa se ha duplicado en la última semana, ya que el 25 de diciembre era del 15,96 por ciento. Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud recomienda una tasa del 5 por ciento para tener el virus bajo control. Tener este indicador en el 30 por ciento implica que existe transmisión comunitaria del coronavirus.

Por otro lado, Salud actualizó este lunes el número de profesionales sanitarios que están de baja y en seguimiento por Salud Laboral debido a que se han contagiado de covid-19 y suman un total de 46 en toda el Área de Menorca.