Los comercios arrancan la campaña de rebajas con grandes descuentos | Manolo Barro

1

Empieza el año y con él aparecen los primeros carteles de descuentos en los establecimientos de la Isla. Desde que se liberalizó el periodo de rebajas en 2012, antes limitado a las de invierno y verano, muchas tiendas ya no esperan al oficial y tradicional inicio de rebajas el 7 de enero, cada vez más las tiendas se anticipan y aplican descuentos mayores, según la Asociación Empresarial de Comerciantes de Menorca (Ascome), debido a la presión que ejercen las grandes cadenas y plataformas de internet sobre el pequeño comercio. «Los comercios prefieren rebajar sus productos que acumular saldos en el almacén», asegura el presidente de Ascome, Vicente Cajuso.

Una práctica que se da más en ciudades como Maó y Ciutadella, pero en otros municipios con un tejido comercial más pequeño prefieren exprimir al máximo la campaña navideña, esperar a que los más rezagados hagan las compras de Reyes, y retrasar el inicio de rebajas. Sin embargo, asegura Cajuso que «si el bolsillo del cliente no está para compras, esperará de todos modos a las rebajas después de fiestas».

La tendencia general en la Isla es que las tiendas arranquen con llamativos descuentos del 50 % que incluso pueden incrementarse al 70 % para rematar la campaña, pero la mayoría de vendedores necesita empezar con reducciones más tímidas, como del 30 o el 40 %.

Desde Ascome son optimistas con las previsiones, gracias a la mejora de los datos de empleo: «Con la pandemia, la gente no ha salido ni gastado tanto y ha incrementado sus ahorros. Creemos que la cuesta de enero no será tan pronunciada como lo será febrero o marzo», meses que Cajuso señala como los más negros para el balance anual de la economía menorquina.

Baja contratación

Los comerciantes de Menorca no contratarán a más personal para asumir esta campaña, tal y como afirma Cajuso: «Lo compensarán con más horas extras para los trabajadores habituales y los propios empresarios se pondrán manos a la obra».

En el conjunto de Balears, se prevé una contratación de unas 3.000 personas de refuerzo en las tiendas, lo que supone un 2,4 % menos de altas en seguridad social respecto al año anterior, convirtiéndose en la comunidad autónoma que menos contrata para este periodo.