1

Unas 40 de las 170 farmacias de Baleares que estaban interesadas en el servicio, ya ofrecen a la población validar su test de antígenos positivo y, si el usuario lo requiere, ayudarle a gestionar la baja médica, aunque no lo harán de oficio. Es un servicio más que el IB-Salut ha negociado para aliviar los centros de Atención Primaria y el teléfono de InfoCOVID.

En Menorca, de momento, se han acogido la farmacia Barrau, de la calle de Ses Moreres en Maó, y la farmacia Leonor Hernández de Sant Lluís.

El sistema se está ultimando, por lo que este lunes por la tarde ya se puede pedir cita con la farmacia (ya sea telefónica o, en un futuro, a través de una aplicación) pero los datos obtenidos no se volcarán hasta mañana. Se está librando una especie de carrera a contrarreloj, pues pese a que lleva semanas sobre la mesa, a mediodía todavía ha habido una formación entre las boticas adheridas sobre cómo ejecutar el protocolo aprobado.

Y lo aprobado dice que hay que habilitar una zona de la farmacia en la que realizar el test bajo la supervisión de un profesional sin que interfiera en la actividad habitual del establecimiento. Una vez realizada la prueba, la farmacia transmitirá su resultado a Salut, sea éste positivo o negativo, para desvirtuar lo mínimo las estadísticas. Por otra parte se asesorará al ciudadano en los pasos a seguir y se le mostrará la web covid.ibsalut.es donde poder pedir la baja laboral.

Todo esto se hará, de momento, a cero coste. Un punto que también había tenido conflictivo hasta el último minuto, pues en otras comunidades la administración sí paga un precio simbólico para incentivar que las farmacias se adhieran a la plataforma de datos. Durante el convenio vigente, que durará tres meses, sólo se tendrá que pagar la prueba diagnóstica con una precio estándar de 2,94 euros. Pero el Col·legi de Farmacèutics avisa que en caso de renovar el contrato estas condiciones podrían cambiar.