Escolares a las puertas de un colegio de Maó durante la vuelta a clase el pasado día 10. | Gemma Andreu

11

La incidencia acumulada a 14 días de covid-19 entre los menores de 16 años nunca antes, a lo largo de casi dos años de pandemia, había sido tan elevada: se sitúa en 6.337,8 casos por cada 100.000 habitantes. Esta incidencia supone que en las últimas dos semanas se han infectado y pasado la covid-19 un total de 920 niños, lo que supone el 6,33 por ciento de la población de 0 a 16 años que hay en Menorca, 14.516 personas según el padrón de 2020 que publica el Ibestat.

La tasa de contagios entre los menores es la cifra más alta de todas las franjas de edad y no ha dejado de subir desde antes de Navidad, cuando rondaba el millar de casos por cada 100.000 habitantes. Los positivos entre niños y niñas están en todas las conversaciones, pocas familias con escolares no han tenido un enfermo de covid-19 en casa y de ser así, se sienten acorraladas por el coronavirus, ya que a diario hay positivos entre los amigos y compañeros de aula de sus hijos.

Noticias relacionadas

Tras las fiestas, el inicio de curso el pasado día 10 llegó en un momento de fuerte subida de los contagios, a lo que se unieron la variante ómicron –que empezó a dejarse notar en Balears ya a mediados de diciembre–, y la flexibilización de los protocolos. Ahora por ejemplo los estudiantes no se confinan de inmediato cuando hay un positivo, sino que es la coexistencia durante siete días de cinco casos (o más del 20 por ciento de alumnos) dentro de un mismo grupo lo que obliga a avisar a Salud para que valore la situación y la estrategia a seguir.

Este conjunto de factores –efecto Navidad, menos cuarentenas y contagiosidad de ómicron–, ha hecho que un mes después de las fiestas, el 26 de enero, la incidencia entre los escolares se haya multiplicado por más de cuatro. El 10 de enero se registraba una incidencia acumulada a 14 días de 3.844 casos por cada 100.000 habitantes, ahora es casi el doble.

La franja de 0 a 16 años es la única en la que la expansión de esta sexta ola no se contiene. No se nota un descenso, como el que ya se da por ejemplo en el grupo de 16 a 29 años, que ha pasado de una incidencia acumulada a 14 días de 5.349 casos en Sant Antoni a los 3.599 casos del 26 de este mes. Ni tan siquiera hay al menos un estancamiento como el que se detecta en las franjas de mayor edad.