La Costa des Muret presenta problemas de accesibilidad y de seguridad. | Javier Coll

0

El estudio realizado por los técnicos Antonio Tejada Cruz y Mariela Fernández Bermejo, del colectivo La Ciudad Accesible, indica que de las once cuestas de conexión que existen ahora mismo entre el puerto de Maó y la ciudad, dos merecen la condición de prioridad máxima a la hora de llevar a cabo actuaciones de mejora en relación a su accesibilidad. Se trata de las cuestas de Ponent y Muret, situadas a pocos metros la una de la otra en las inmediaciones de S’Hort des Frares y la lonja.

Los problemas de seguridad en estos espacios han obligado a menudo a cerrarlos. De hecho, existe el compromiso de Autoridad Portuaria, firmado en 2019, de acometer la    consolidación del acantilado de la Costa des Muret, lo que supondría un importante avance en este sentido.

Otras dos cuestas aparecen en el siguiente nivel de prioridad para la mejora de sus condiciones de accesibilidad, Costa d’en Reynés y Costa de ses Piques. Según los autores del estudio, estos cuatro puntos de acceso requieren de planteamientos de mejora concretos y su previsión a medio plazo, a tenor de su indudable complejidad.

Siete cuestas se consideran ahora mismo «permeables» a efectos de accesibilidad para el peatón, aunque se plantean actuaciones para incrementarla a niveles óptimos. Su estado se considera relativamente bueno y las intervenciones que requieren son de carácter menor. El estudio señala que poder disponer de los otros cuatro accesos ahora más dificultosos permitiría descongestionar los que ahora están más concurridos, aprovechando vías de conexión ya existentes.

El estudio servirá ahora de guía a los equipos de gobierno municipales.