Llegada de pasajeros al Aeropuerto de Menorca . | Gemma Andreu

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ni siquiera ha llegado a elevar formalmente a la UE la propuesta que el Govern le hizo llegar hace más de un año para establecer una prueba piloto de Obligación de Servicio Público (OSP) en la ruta entre Menorca y Barcelona, la que concentra la mayor parte del tráfico insular, para garantizar un mínimo de frecuencias y evitar que los precios se disparen en fechas punta. Lo reveló ayer la presidenta del Govern, Francina Armengol, quien aseguró que en mayo de 2021 el Gobierno les comunicó que «antes de negociarlo a nivel europeo querían ver cómo se restablecían las conexiones debido a la covid-19».

Ese mismo mes de mayo de 2021 Armengol aseguraba ante el Parlament que la consecución de la OSP exigiría «una tramitación larga» y explicaba que el principal escollo sería recibir el imprescindible visto bueno de Bruselas. Diez meses después esas negociaciones no han comenzado y la presidenta ofreció un nuevo calendario, pero no para el inicio de la prueba piloto (se llegó a hablar de que entraría en funcionamiento tras el pasado verano), sino para nuevas reuniones entre la Conselleria balear de Movilidad y el Ministerio.

Noticias relacionadas

Aseguró que en febrero hubo un nuevo encuentro entre las direcciones generales de ambas administraciones y que «se pedirá una nueva reunión de la comisión mixta de la OSP de las Islas para poder valorar esa propuesta de nuevo de forma conjunta». Informaciones que ofreció en respuesta a la pregunta formulada por el diputado de Més per Menorca Josep Castells, quien afeó a la presidenta lo «lamentable» de que «en un año no haya habido avances» para una reivindicación que, recordó, fue objeto de los acuerdos para la investidura de Armengol: «El planteamiento del Ministerio me parece inadecuado, no podemos esperar un año a ver cómo evoluciona el tráfico».

La presidenta aseguró que el Govern trabaja «intensamente» para conseguir la OSP con Barcelona, aunque acto seguido defendió la conectividad con la que cuenta Menorca, asegurando que es de los aeropuertos de España que más tráfico recupera en relación a los años previos a la pandemia y que este invierno la ruta con Barcelona ha sido operada por dos compañías (Vueling y Ryanair) con una oferta de 40 frecuencias semanales.

Hay que recordar que la propuesta de OSP con Barcelona que el Govern trasladó al Ministerio implica una ruta abierta a la competencia que establezca una tarifa de referencia de 60 euros (15 con descuento) sobre la que las compañías podrían bajar o subir con un límite del 200 por ciento, fijando el máximo en 180 euros, 45 para residentes.