La presidenta del PP de Menorca, Misericordia Sugrañes

La presidenta del PP de Menorca y portavoz del Grupo Popular en el Consell de Menorca, Misericordia Sugrañes, ha pedido este viernes a la presidenta de la administración insular, la socialista Susana Mora, que «escuche el clamor de Menorca, anteponga por primera vez los intereses de los menorquines, se enfrente de una vez con Mallorca y se oponga a la innecesaria moratoria incluida en el decretazo turístico».

Sugrañes ha expresado su «profunda preocupación» ante el «engaño sistemático» que practica, según su opinión, el gobierno de Susana Mora y que ha propiciado el «cisma» con la principal patronal de viviendas turísticas. «Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo, puedes engañar a algunos todo el tiempo, pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo», ha manifestado.
Según la líder insular del PP es «comprensible» la decepción expresada por la Asociación de Empresarios de Viviendas Turísticas de Menorca (Viturme). «Si negocias durante tres años y pactas eliminar la antigüedad mínima de cinco años para nuevas estancias y la ampliación de licencias por propietario, entre otras medidas, y el resultado es una moratoria impuesta con nocturnidad y alevosía es comprensible que critiquen el engaño, la falta de comunicación y transparencia».

En esta línea, ha añadido que «lamentablemente estas actitudes no son nuevas y se reproducen constantemente», ha declarado en alusión al segundo cable eléctrico con Mallorca, al incremento de las energías renovables, a la central de Mahón o a la Obligación de Servicio Público (OSP) con Barcelona.

«Este no es el camino que necesita Menorca para progresar, nosotros siempre hemos apostado por la colaboración público privada», ha sentenciado la portavoz del Grupo Popular, quien ha anunciado que ha registrado una propuesta de acuerdo que será debatida durante el próximo pleno insular del lunes.

El objetivo, ha explicado, es forzar al Govern a eliminar la moratoria de plazas turística establecida en el decreto turístico, puesto que «la justificación de la misma es fijar la capacidad de carga de la isla, techo que ya ha sido elaborado recientemente por el Consell de Menorca y que forma parte de la aprobación inicial del Plan Territorial Insular (PTI) de diciembre de 2020». «El artículo 52 establece una previsión de crecimiento de 11.414 plazas turísticas», ha puntualizado Sugrañes.

Noticias relacionadas

«Se trata, por lo tanto, de una medida totalmente innecesaria para Menorca, por lo que no tiene ningún sentido que se apruebe una moratoria en la isla en estos momentos», ha señalado.

Según Sugrañes, no hay ninguna circunstancia que justifique que el análisis aprobado en diciembre de 2020, actualmente en exposición pública, no sea válido actualmente, por lo que ha recalcado que «no tiene ninguna justificación, desde el punto de la vista de la ordenación turística, la aprobación de una nueva moratoria».

Sugrañes espera el voto favorable de PSOE, Més per Menorca y Podemos a la propuesta de acuerdo, ya que, según ha opinado, en caso contrario supondrá «la evidencia indiscutible de que el objetivo de la moratoria no es el pregonado estudio, sino el decrecimiento de la economía y perjudicar a los pequeños empresarios y propietarios particulares que se han visto afectados por una medida incomprensible».

Asimismo, ha asegurado que «el daño ya está hecho porque ha generado inseguridad jurídica y ha desincentivado la inversión, lo que frena la capacidad de generar puestos de trabajo, de riqueza y de mejorar nuestro producto turístico».

«La innecesaria moratoria supone un ataque a la microeconomía, a las familias y a los pequeños propietarios y aleja la inversión, fundamental para crear ocupación y generar riqueza en la sociedad», ha puntualizado la presidenta del PP, quien ha añadido que la invasión de Ucrania por parte de Rusia y sus consecuencias de la misma «aconsejan máxima prudencia en estos momentos y no jugar con el pan de los menorquines». «El PP es un partido liberal y no podemos aceptar la limitación de la competencia que supone una innecesaria moratoria que deja sin oportunidades a mucha gente que quiere poner en marcha su negocio», ha dicho.