Las agencias dan por hecho que el precio de los billetes de avión subirá tarde o temprano.

Un día después de que la presidenta del Govern lanzara la voz de alarma tras la reunión de la Conferencia de Presidentes sobre los riesgos para los isleños de una subida de precios de los billetes de avión, las agencias de viaje daban ayer por hecho que esta escalada de precios se producirá tarde o temprano en la actual situación de subida de precios del petróleo, pero también por otros factores previos al inicio de la invasión rusa de Ucrania y que tienen más que ver con la situación en la que se encuentran las compañías aéreas y con la reactivación de la demanda tras los meses más duros de la pandemia.

Por el momento ese alza de precios en los billetes no se está notando, pero se espera que las repercusiones del encarecimiento de las materias primas se traslade en breve a los billetes de avión. Desde agencias menorquinas explicaban ayer, muy atentas a la evolución de los precios, que por el momento no se ha notado, pero lo tienen claro: «No hay ninguna duda de que subirán los billetes», explicaba el presidente de la Agrupación Empresarial de Agencias de Viaje de Balears (Aviba), Xisco Mulet, quien recuerda que el sector de los viajes «es muy sensible» a las inestabilidades geopolíticas y económicas.

Noticias relacionadas

De hecho agentes de viajes relatan cómo en las últimas semanas, desde que se desencadenó el conflicto en el Este de Europa, ya están registrando anulaciones de viajes. El motivo es doble, primero el miedo a que el conflicto escale y se produzca una merma de seguridad. El segundo, la contención del gasto familiar a la vista de los efectos económicos que está teniendo el conflicto con la inflación desbocada como principal factor que invita a la prudencia.

Desde Viatges Magon explican que aunque de forma «ligera» sí están notando cómo no solamente se frenan las reservas para viajar, sino que algunos viajes ya contratados son cancelados a la espera de ver qué ocurre con la guerra y con la economía. En el sentido contrario, el de los visitantes que tienen pensado viajar a Menorca, desde el sector hotelero y desde el de alquiler vacacional ya han advertido que se están frenando considerablemente el ritmo de reservas que se registraba antes de la invasión de Ucrania.

Ya antes del conflicto bélico, las compañías aéreas venían advirtiendo de que 2021 iba a ser un año de subida de precio de los billetes. Empresas como Ryanair, que han librado en los meses de pandemia una auténtica guerra de precios, ya avisaron a finales de 2021 de que llegaba el momento, con la recuperación de la demanda, de volver a subir precios. Las compañías aéreas se encuentran en serios problemas financieros.