Jóvenes aguardan turno para vacunarse en el centro que se abrió en el recinto ferial de Maó

8

Las familias que tengan previsto viajar al extranjero esta Semana Santa deben tener en cuenta que la pandemia continúa y que en muchos destinos europeos se exige la vacunación contra la covid-19 para entrar, no solo dos dosis sino también la tercera o de recuerdo según el tiempo que haya transcurrido desde que se completó la pauta.

Si bien el pase covid se ha dejado de exigir en la movilidad entre comunidades autónomas y en la vida social en España, muchos países de la UE piden esa dosis adicional para entrar cuando hayan transcurrido por lo general nueve meses desde que se recibió el segundo pinchazo. Es el momento en el que caduca el pasaporte covid, aunque la vacunación también se puede sustituir, en países como Alemania, Francia, Italia o Portugal, con una PCR negativa de entrada o un justificante de haber pasado la covid-19 en los últimos meses, en algunos casos nueve y en otros no más de tres, el plazo varía según el país, de ahí la importancia de planificar bien las vacaciones.

Estas exigencias pueden representar un problema para los adolescentes, ya que la dosis de recuerdo no ha sido todavía autorizada por la Agencia Europea del Medicamento para menores de 18 años. Al grupo de entre 12 y 17 años (en la mayoría de países los menores de 12 están exentos de justificar su vacunación) no le basta con las dos dosis recibidas. Aunque también eso varía según el territorio, en Francia por ejemplo los menores de 18 están exentos de justificar vacunación si van acompañados de un adulto vacunado, y en Reino Unido son tratados como vacunados a efectos de viajes internacionales.