El Consell se está encontrando problemas para poder poner en marcha todas las medidas que quiere aplicar para mejorar el servicio público de transporte | JOSEP BAGUR GOMILA

23

El Consell se está encontrando problemas para poder poner en marcha todas las medidas que quiere aplicar para mejorar el servicio público de transporte por carreteras. Iniciativas como la apertura de una nueva línea de autobús de conexión entre Ciutadella y el Aeropuerto de Menorca, anunciada a finales de marzo como parte de un paquete de medidas para combatir el alza de precios de los combustibles derivada de la guerra de Ucrania, está bloqueada a la espera de que el departamento de Movilidad le encuentre un encaje jurídico.

La razón es que los nuevos contratos para la prestación del servicio –los actuales han agotado todas las prórrogas legales– todavía no han sido adjudicados, según explica el director insular de Transportes, Damià Moll, quien avanza que la nueva línea será la L-16 y que parará en los principales pueblos hasta llegar de forma directa al aeropuerto. «No podemos introducir nuevas líneas», lamenta, antes de reconocer que por el momento no han encontrado la solución legal.

La línea regular Ciutadella-aeropuerto es una reivindicación histórica de Ponent que ya está presente en el Plan de Transporte Regular por Carretera. Cabe recordar que el Consell anunció otras medidas que todavía no se han aplicado, como la gratuidad del bus para los menores de 18 años o los descuentos del 50 por ciento para todas las modalidades de tarjeta multiviaje.