La silla elevadora debía salvar la empinada escalera que hay en la entrada. | Josep Bagur Gomila

14

Las personas con movilidad reducida residentes en los municipios de Maó, Es Castell, Sant Lluís o Alaior se ven obligadas a desplazarse hasta la comisaría de la Policía Nacional de Ciutadella para tramitar la renovación de su DNIo bien el pasaporte, entre otros servicios.Lo mismo sucede con cualquiera de los usuarios de Extranjería que se hallen en estas circunstancias físicas o precisen realizar algún trámite en las oficinas del CNP situadas al inicio de la calle Sant Sebastià.

El motivo es la avería terminal de la silla elevadora situada a la entrada de estas dependencias, a pie de calle, para salvar la empinada escalera que conduce a la sala donde los funcionarios atienden a los ciudadanos. El aparato en cuestión lleva un año sin funcionar y a pesar de los varios requerimientos efectuados por el inspector jefe de la Comisaría a la Jefatura Provincial para que solucionen esta carencia, la anomalía no ha sido atendida.

La antigüedad de la silla hace que sea un modelo descatalogado por lo que su reparación es prácticamente imposible. Tampoco se ha contemplado la posibilidad de instalar una plataforma elevadora que facilitaría el acceso de las personas que no pueden subir la escalera por sí mismas, y sería más práctica incluso que la silla elevadora puesto que el afectado no tendría que hacer el traslado.

Mientras tanto, la solución que se ha adoptado es la de disponer de un lector de huellas portátil, que la Comisaría de Maó espera recibir de forma inminente.

De esta forma un tanto arcaica, el funcionario de turno bajará las escaleras hasta donde se encuentre la persona que sufre de movilidad reducida, para tomarle las huellas y luego esta aguardará a que finalice el proceso sin necesidad de tener que subir a la oficina para completarlo.

Otra alternativa es poder disponer del DNImóvil, un vehículo con el que ya cuentan en Mallorca y que se desplazaría a Menorca cada cierto tiempo para atender los casos más necesarios, desplazándose al domicilio de las personas que no pueden hacerlo hasta la comisaría más próxima.