Tres personas miran el escaparate de una inmobiliaria del centro de Maó, ayer por la mañana.  | Gemma Andreu

11

El incremento en el número de ventas que registró el sector inmobiliario de la Isla durante 2021, con un crecimiento del 27,6 por ciento respecto al ejercicio precedente, parece que está teniendo su continuidad durante los primeros meses de 2022. Tanto es así que las 304 operaciones de compraventa de inmuebles que se cerraron en marzo en Menorca, según la estadística publicada por el Ibestat, supone la cifra más alta en un solo mes de los últimos quince años, los únicos años de los que ahora mismo hay datos disponibles en el portal estadístico autonómico. Para encontrar un nivel de actividad similar en los registros de la propiedad hay que remontarse hasta enero de 2007, con 301 transmisiones de este tipo contabilizadas. Entonces la denominada ‘burbuja inmobiliaria’ estaba en auge y cerca de explotar para dar paso a una crisis mundial de grandes dimensiones.

En el primer trimestre de 2022 se han formalizado en Menorca 631 operaciones de compraventa de inmuebles, de los cuales 122 corresponden a obra nueva y el resto es vivienda usada. Marzo suma casi tantas operaciones como enero y febrero juntos, concidiendo con la inminencia de un inusualmente temprano inicio de la temporada turística. Esto supone un incremento muy importante respecto a las 365 ventas contabilizadas por el Ibestat durante los primeros tres meses de 2021, incluso sobre las 402 de 2020 y las 445 de 2019.

Más usada

Esta cantidad de transmisiones por compraventa firmadas de enero a marzo están, no obstante, todavía algo por debajo de las 753 de aquel referido 2007. En estos quince años el mercado inmobiliario ha dado un vuelco en cuanto al tipo de propiedad que se comercializa. Entonces, antes del crack que lo cambió todo en la economía mundial, las operaciones relativas a propiedades usadas eran bastante minoritarias, con 146 sobre las 753 mencionadas.

Cabe recordar que, además, agentes inmobiliarios explicaban hace pocas fechas a este diario que está aumentando el nivel del comprador en Menorca así como de los importes por los que se realicen las operaciones de compraventa, puesto que hay más presencia de inversores de fuera de la Isla en búsqueda de segundas residencias. De este modo, y aunque los créditos no reflejen el total de las operaciones, en los dos primeros meses del año el importe medio de las 159 hipotecas firmadas en Menorca rondaba los 156.000 euros, cuando en 2021 fue de 146.000 y, por ejemplo, en 2019 no alcanzaba los 140.000 euros.