Griebl también es el cónsul alemán

El empresario Klaus Griebl, de 65 años, será nombrado el próximo día 29 nuevo presidente del Rotary Club de Mahón-Mô, en el transcurso del almuerzo anual que la entidad celebrará en el restaurante La Minerva, de Maó. Griebl, que es miembro rotario desde hace ocho años, relevará a Alfonso Alférez y ocupará el cargo por espacio de un año.

Klaus Griebl vino por primera vez a Menorca de vacaciones en 1978 hasta que ocho años después se estableció en la Isla y puso en marcha un laboratorio de prótesis dentales. A raíz de la crisis económica de 2008 se implicó en varios iniciativas solidarias para adquirir productos en pequeños supermercados y entregarlos a los servicios sociales de los ayuntamientos.

Asimismo colaboró en iniciativas solidarias para la restauración de un molino en Es Castell y en 2013 conoció a miembros del Rotary Club de Mahón-Mô, que le animaron a integrarse en el equipo, lo que aceptó al año siguiente.

Griebl, que además es cónsul honorario alemán en la Isla, ha señalado que seguirá la línea de «este gran equipo humano y gente maravillosa» e intentará unir esfuerzos con las comunidades alemana y británica de la Isla, que se caracterizan por su gran labor solidaria.