Imagen del acceso a la finca de la familia Palatchi Gallardo donde tuvo lugar la celebración. | Javier Coll

21

La celebración por todo lo alto de una de las bodas del verano en Menorca, la de Marta Palatchi y Jan Barthe Cuatrecasas, generó molestias a vecinos de la zona donde se ubica la finca elegida para el evento, Binidalí, y requirió de la intervención de la Policía Local de Maó que acudió hasta allí en la madrugada del sábado al domingo para advertirles.

A pesar de que la casa está aislada y a distancia de la urbanización, la música y el jolgorio de la fiesta se podían escuchar por los alrededores a altas horas de la madrugada, según las quejas vecinales recogidas por Es Diari y que también se comunicaron a la policía tal y como ha confirmado el Ayuntamiento. La primera llamada a los agentes por parte de uno de los residentes próximos se produjo alrededor de las dos de la madrugada pero no surtió mucho efecto porque tuvo que repetirla dos horas después, a las cuatro.

La gran fiesta para sellar el amor de los novios, procedentes de dos de las grandes fortunas del país y que ya habían formalizado el matrimonio en Barcelona en 2021, no fue tan íntima como la ceremonia civil, ya que reunió a cerca de 400 invitados.

La finca propiedad de la familia de la novia fue el lugar asimismo escogido por su madre, Susana Gallardo, para los festejos de su boda con el ex primer ministro francés Manuel Valls, en septiembre de 2019.