Usuarios en la entrada del centro de salud Canal Salat de Ciutadella. | Josep Bagur Gomila

1

La temporalidad alcanza a entre un 20 y un 30 por ciento de los profesionales sanitarios de todas las categorías. Es un dato de precariedad laboral en el sector similar en todas las comunidades autónomas y extrapolable a la sanidad pública balear y menorquina, según los sindicatos consultados. Se sitúa muy lejos del umbral del 8 por ciento que establece la Ley 20/2021 de Medidas Urgentes para la Reducción de la Temporalidad en el Empleo Público, normativa que llegó tras sentencias de la justicia europea que advertían de ese abuso de temporalidad y del incumplimiento de la directiva comunitaria 1999/70. Las interinidades pueden ser de largo recorrido, tanto que según SATSE hay profesionales de enfermería en la Isla que pueden llegar a estar una década sin plaza fija.

El Consejo de Ministros aprobó ayer el nuevo Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, con el objetivo de impedir que los sanitarios puedan trabajar más de tres años con contrato de interinidad sin ser funcionarios. El presidente Pedro Sánchez había anunciado la intención de hacer fijos a hasta 67.300 profesionales sanitarios en toda España. Las convocatorias para estabilizar esas plazas deberán publicarse antes del 31 de diciembre de este año, según el texto aprobado ayer, y todo el proceso se va a coordinar con las comunidades autónomas, explicó la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Habrá un pleno monográfico sobre recursos humanos, este mismo mes, del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, y se dará un plazo adicional de cuatro meses a las comunidades autónomas para que se adapten a la medida, una vez se publique en el Boletín Oficial del Estado y entre en vigor.

Proceso en marcha

En realidad el proceso de estabilización de plantillas en la administración, incluido el IB-Salut, ya se ha iniciado en Balears. El pasado mayo la presidenta del Govern, Francina Armengol, anunció una oferta de ocupación pública que calificó de «histórica», de más de diez mil puestos de trabajo, 4.114 plazas en la sanidad pública, el sector que sale más reforzado de ese plan de estabilización de plantillas. El objetivo es reducir la temporalidad en la sanidad de las Islas por debajo del 5 por ciento.

En la Mesa Sectorial de Sanidad del pasado 13 de mayo se negociaron más de mil plazas para hacer fijos a facultativos del IB-S alut, y en cuanto a enfermería, se anunció que este año se convocarán 455 plazas por concurso de méritos y 917 por oposición. Son cifras que no se han desglosado aún por islas.

En cuanto al nuevo Estatuto Marco, el sindicato médico Simebal celebra «un cambio muy necesario» pero al mismo tiempo avisa de que esta modificación no significa que pasados tres años los sanitarios sean fijos de manera automática, sino que transcurrido ese tiempo cesarán y esa plaza vacante deberá convocarse para que sea ocupada por personal fijo. La medida establece que pasados tres años desde el nombramiento de un interino esa vacante «solo podrá ser ocupada por personal fijo», lo que implica un avance importante en estabilidad para el personal.