Defensa insiste en encontrar comprador para el solar. Si lo consigue se perderá una bolsa importante de aparcamiento. | Gemma Andreu

El Ministerio de Defensa ha vuelto a sacar a subasta el solar de 2.600 metros cuadrados de la calle Vassallo de Maó que desde el año 2011 alberga un aparcamiento público. El movimiento, que confirma lo adelantado en el mes de marzo en respuesta a una pregunta del senador por Menorca, Cristóbal Marqués, supone desoír las pretensiones del Ayuntamiento, que perseguía que, como ya ha ocurrido en Eivissa y Mallorca, Defensa alcanzara un acuerdo con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para destinar este solar a la construcción de viviendas sociales manteniendo el aparcamiento en la planta baja

El alcalde de Maó, Héctor Pons, que en septiembre del año 2021 viajó a Madrid para reunirse para ese fin con el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, David Lucas Parrón, mostraba este viernes su sorpresa y su descontento con esta decisión del Ministerio de Defensa, que parece más interesado en hacer caja que en llegar a un acuerdo con otro ministerio para hacer posible la construcción de más viviendas sociales en el municipio menorquín con más demanda.

El Ministerio, que nunca ha llegado a cerrar la posibilidad de una venta directa, a vuelto a la carga con el sistema de subasta después de ver como la anterior, publicada a finales del año 2020, quedaba desierta. El precio de salida en primera ronda de subasta era de 1,82 millones de euros y en segunda ronda de algo más de 1,6 millones. No hubo ningún interesado en la compra de este solar que tiene una capacidad edificatoria estimada de 44 viviendas. Tampoco el Ayuntamiento de Maó, que entonces se planteó seriamente hacerse con estos terrenos urbanos.

Noticias relacionadas

Lo descartó después de que un informe de Intervención advirtiera de que esos precios de subasta superaban al de mercado. Sus propias tasaciones revelaron que el solar debía tener un precio de 1,33 millones de euros. Ahora el Ministerio de Defensa ha decidido rebajar sus pretensiones para intentar encontrar un comprador. Ha sacado el inmueble en primera ronda de subasta pública por 1,47 millones de euros y en la segunda subasta por 1,32 millones, una cantidad que ya está más acorde, incluso ligeramente por debajo, a la tasación realizada por el Ayuntamiento de Maó.

No obstante, el Consistorio mantiene su intención de no pujar por el solar: «Nosotros por lo que trabajamos, en lo que habíamos quedado, es que se intentaría alcanzar un acuerdo entre ministerios». En ese sentido aseguró que no cejarán en ese empeño y subrayó que el entente sí ha sido posible en otros casos en Balears. Mientras tanto, la subasta pública ya está en marcha y las pujas se cierran el 7 de septiembre.

El ejemplo más reciente es el del antiguo cuartel de Son Busquets (Palma), para el que el pasado mes de mayo se anunció un acuerdo entre Defensa y Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para que este último ministerio adquiera el inmueble sin coste para el municipio y habilite 800 viviendas sociales. En Menorca las únicas promocionales públicas son las del Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi).