Imagen de una rotonda del municipio de Sant Lluís. | R.L.

15

Los vecinos de Sant Lluís que registran un mayor gasto de agua han empezado a recibir una comunicación de la empresa concesionaria, Aigües Sant Lluís, en la que se les insta a reducir el consumo para evitar que el municipio entre en un escenario de prealerta o alerta por sequía, lo que implicaría la adopción de restricciones en el suministro.

En lo que va de año en consumo de agua en Sant Lluís se ha incrementado un 10 por ciento respecto a la media de los últimos años. El incremento ha sido aún mayor en junio, del 16,6 por ciento, y se está manteniendo en cifras muy altas este mes de julio, lo que ha hecho saltar las alarmas en el consistorio sobre la situación de las reservas hídricas.

Noticias relacionadas

Las altas temperaturas, unidas a la escasez de lluvias y al aumento de población estival ha llevado al municipio de Sant Lluís, uno de los que soporta mayor carga turística, a hacer un llamamiento a la moderación del consumo de agua potable. De momento las recomendaciones son tres: reducir el tiempo de riego en los jardines evitando las horas de pleno sol, utilizar la escoba en vez de la manguera para limpiar patios o terrazas, y lavar los coches en túneles automáticos o a mano con un cubo, en vez de hacerlo en casa con un chorro permanente de agua.

El Ayuntamiento de Sant Lluís ha detectado que gran parte de los grandes consumidores corresponden a viviendas ubicadas en la costa o a hortals y casas rurales con jardines y césped ornamental. La empresa concesionaria señala, además, que estas medidas se pueden aplicar también a establecimientos turísticos y alquileres vacacionales, así como por parte de empresas de mantenimiento de jardines y piscinas.

En caso de seguir el ritmo actual de consumo y no registrarse nuevas precipitaciones, el municipio corre riesgo de entrar en un escenario de prealerta o alerta por sequía, lo que implicaría activar las restricciones previstas en el Plan de Emergencia por Sequía de Sant Lluís.