Trabajadores de la construcción en una imagen de archivo. | Gemma Andreu

0

Los Ayuntamientos de Ferreries y Sant Lluís han desmentido que se nieguen a tramitar las respectivas reclamaciones que les han hecho llegar dos empresas constructoras que realizan determinadas obras en sus municipios.

En contra de la información facilitada por la Asociación de Constructores de Balears, que incluía a tres consistorios menorquines entre los 18 ayuntamientos que se han negado a tramitar las reclamaciones de constructoras, el de Ferreries precisó ayer que la presentada está en estudio. Se trata de una obra de sustitución de canalizaciones en el núcleo urbano, a punto de concluir. La regidora de Urbanismo, Maite Pons, ha explicado que la reclamación está en estudio. «Le contestamos que ampliara el desglose del presupuesto y ahora lo estamos valorando».

El Ayuntamiento de Sant Lluís asegura que también tiene en estudio la reclamación presentada por una constructora el pasado mes de mayo, aunque no ha precisado de qué obra se trata, a la que todavía no ha dado respuesta.

Noticias relacionadas

Desde la Asociación de Constructores justifican la inclusión de estos ayuntamientos en la relación de los 18 que se han negado a tramitar la revisión de los precios porque es la información servida por las empresas, que puede haber variado en algunos casos. En otros, indican, «si aún no tienen respuesta entendemos que se trata de una negativa a tramitarlas», explican.