La gestión del agua está generando debate este verano. | Gemma Andreu

2

La moción del PP de Maó que proponía, entre otras actuaciones, construir una desaladora en la zona del levante insular se quedó finalmente sobre la mesa. En el pleno celebrado el jueves el equipo de gobierno, formado por PSOE y Ara Maó, expuso discrepancias políticas, técnicas y de costes en relación a los planteamientos de los populares, por lo que anunciaron su intención de oponerse a la propuesta. El concejal Rafael Muñoz y el alcalde Héctor Pons defendieron la necesidad de atenderse al plan recientemente aprobado (con el voto a favor del PP) para abordar el problema y de abrir una reflexión conjunta sobre la cuestión. Esta invitación fue atendida por los populares, que optaron por retirar la moción en aras de alcanzar este acuerdo. Su portavoz, ÁguedaReynés, subrayó, no obstante, la necesidad de alcanzar compromisos firmes.

Noticias relacionadas

Mateu Ainsa (PP) argumentó la carencia de infraestructuras hídricas suficientes tanto en el municipio como en Menorca y acusó al equipo de gobierno tanto de inacción como de demonizar a los grandes consumidores. Muñoz se inclinó más por alternativas como la infiltración de agua depurada. El alcalde reprochó al PP su falta de coherencia en los planteamientos en esta cuestión y descartó cualquier tipo de demonización de la actividad turística.