Un viajero entrando a un autobús de línea regular este miércoles en Ciutadella | Josep Bagur Gomila

3

La presidenta del PP-Menorca, Misericordia Sugrañes, considera «injusto el tratamiento del Gobierno y del Govern a los menorquines en el reparto de las ayudas al transporte público». En su opinión «se pone de manifiesto una vez más que los menorquines somos ciudadanos de segunda tanto para Pedro Sánchez como para Francina Armengol. Estamos hartos de ser siempre los últimos de la cola», asegura.

La portavoz del PP en el Consell expresa su «sorpresa mayúscula» por las «formas, el fondo y el resultado» de la visita de Pedro Sánchez a Mallorca. «El PP lleva desde el 14 de julio exigiendo al Govern que reclame al Gobierno la gratuidad del transporte público regular por carretera en las mismas condiciones que lo hace al tren de cercanías y media distancia en la Península», agrega.

En pos de ese objetivo, había anunciado mociones en los ayuntamientos y en el Consell «y a pesar de ello nos venden que Sánchez ha accedido in extremis a igualar la ayuda para el transporte regular en autobús que inicialmente solo había anunciado para los canarios», denuncia.

Entiende que es una improvisación más «del Gobierno con más asesores de la historia» y califica el resultado de «indignante y muy preocupante», aunque la crítica se dirige también y sobre todo a las protagonistas locales.

«Federalismo interior»

Se pregunta Sugrañes si «esta manera de actuar es propia del federalismo interior del que presume pero carece la centralista Francina Armengol, quien solo se preocupa de Mallorca», atiza la dirigente popular.

Anima a la presidenta del Consell a «no claudicar una vez más» y a «defender con uñas y dientes los intereses de los menorquines» ante lo que considera agravios del PSOE desde Palma y desde Madrid. A pesar de no mostrarse optimista «porque llueve sobre mojado», tiende la mano a Susana Mora para «evitar juntas un nuevo e inaceptable ataque. Espero que no agache la cabeza una vez más», sentencia.

Insularidad

Josep Juaneda, conseller de Més x Menorca, apela a la insularidad en sus argumentos de valoración sobre la bonificación del 50 por ciento al transporte en bus. Fue el primero en advertir la falta de medidas para Menorca al anunciar el presidente del Gobierno la gratuidad del tren y el metro en Mallorca y celebra «la rectificación dos horas después» por boca de la presidenta Armengol.

Pero considera que no es suficiente, la bonificación tendría que ser mayor en Menorca para corregir «el factor de la insularidad» y tener en cuenta «la condición de reserva de biosfera». Considera que esa bonificación «es un paso insuficiente, lo que pedimos es la equiparación, el 100 por cien, como el descuento aprobado en Mallorca», afirma.

Asegura que Menorca sufre la doble insularidad, «no solo ha de igualarse la bonificación sino que este territorio debería tener un trato especial para compensar las deventajas de esa doble insularidad», añade el próximo candidato a la presidencia del Consell por la formación nacionalista.

Dice que seguirán trabajando en esa línea, «el plan de choque aprobado por el Consell iba en esa línea, la de potenciar la moviliad colectiva, que es una apuesta en pro del bolsillo del ciudadano y del medio ambiente», concluye.

Punto de vista

El PSOE discrepa: «Se podrá ir a trabajar en bus por un precio simbólico»

El PSOE discrepa de las críticas que ha levantado en otros partidos la bonificación del transporte regular en autobús. «Es una buena noticia», declara Damià Borràs, portavoz socialista, «se podrá ir a estudiar o a trabajar a diario en bus. Con el descuento del 70 por ciento, el importe del billete será mínimo, se pagará un precio simbólico». Admite que la gratuidad total está muy bien, pero explica que, desde el punto de vista de la gestión, no es lo mismo el tren que el transporte por carretera, «el primero es público, el segundo está en manos de empresas privadas, es un sistema más complejo», matiza Borràs, quien no entiende que se cuestione «una medida tan importante, se confunden las cosas, algunas, desde el punto de vista político, con mala intención».

Señala que el PP, que se muestra tan crítico y que gobierna en el Consell de Eivissa no ha aprobado allí ningún suplemento a la bonificación del Gobierno, cosa que sí ha hecho el PSOE en Menorca al sumar un 30 por ciento a ese descuento, «no entiendo que el 70 por ciento les parezca poco, el PP no puede reclamar nada porque ha demostrado que no estaba por la labor», remata. Recuerda además que las competencias del transporte regular por carretera corresponden al Consell y en Menorca ha tomado decisiones que abren «una gran oportundidad para que la gente se acabe acostumbrando a utilizar el transporte público, que además funciona muy bien», afirma Damià Borràs.