El conseller de Eduación de Menorca, Miquel Àngel Maria.

2

El Consell de Menorca aplaude el anuncio del Govern de que el tercer curso de las escoletes (P-2) sea gratuito a partir del curso que viene, aunque igual que ya manifestaron los alcaldes en su día, también tiene sus dudas de cómo se va a poder aplicar a menos de un mes de que se inicie el curso, el próximo 1 de septiembre.

Han sido varias las reuniones mantenidas a tres bandas (Govern, Consells y ayuntamientos) sobre esta cuestión desde que el 27 de julio se hizo público la iniciativa, con el objetivo de que antes de que el Consell de Govern apruebe la medida a través de un decreto ley, este mismo mes de agosto, todas las partes puedan exponer sus impresiones y proponer mejoras para que se pueda aplicar sin sobresaltos a partir del 1 de septiembre.

Noticias relacionadas

Para evitar precisamente estos posibles sobresaltos, el Consell exige al Govern que facilite a las administraciones implicadas el borrador del decreto ley, para que todos sepan a qué acogerse y en caso de que hubiera alguna dificultad para su aplicación se pueda corregir antes de su aprobación. Pero el Govern se niega en redondo en pasar el borrador, parece que por miedo a que pueda filtrarse en la prensa el contenido del mismo.

«Si se aprueba el decreto ley y después por alguna cuestión algún ayuntamiento no puede aplicarlo, lo que puede pasar es que igual en algún municipio no se podrá ofrecer la gratuidad», se lamenta Miquel Àngel Maria, conseller insular de Educación. Maria destaca que el Ejecutivo balear ha incorporado y resuelto algunas dudas, como por ejemplo aumentar la partida de 36.000 a 45.000 euros por aula que pagará a los titulares (en el caso de Menorca, los ocho ayuntamientos), pero no entiende la cerrazón del Govern en «pasar discretamente» el decreto ley a las administraciones afectadas. «Es lo lógico, lo normal y una buena práctica», que además el propio Govern ya ha hecho en anteriores ocasiones, recuerda el conseller.