Una pareja con garrafas de agua, el pasado lunes en Ferreries. | Josep Bagur Gomila

2

Otra avería en la red de agua ha provocado que algunas casas de cuatro calles del casco urbano se hayan quedado de nuevo sin agua corriente, un día después de que se diera por resuelta la incidencia que provocó cortes en el suministro durante más de 50 horas.

El fallo es precisamente consecuencia de la primera avería. «Cuando hay una avería grande y se restablece, siempre existe la posibilidad de que en un punto pueda surgir una nueva incidencia, debido a los cambios de presión», explica la alcaldesa Joana Febrer.

La avería se ha producido en la calle Es Torrentet, y además de afectar a la mitad de esta calle, también se han quedado sin suministro algunos puntos de las calles de La Pau, Sant Josep y Carrer des Forn.

Noticias relacionadas

Para proceder a su reparación la mañana de este miércoles se ha cortado sobre las 11 horas de la mañana el suministro en esta zona y el Ayuntamiento dos horas después ha podido restablecer el abastecimiento de agua en el área afectada.