Medidas de ahorro de agua en Sant Tomàs.

15

El Ayuntamiento de Es Migjorn Gran también ha decidido clausurar, de forma temporal y como medida preventiva, las duchas y los lavapiés de la urbanización de Sant Tomàs y de la playa de Sant Adeodat. Desde el Consistorio afirman que «los pozos del pueblo están controlados y el suministro de agua está garantizado», pero adoptan esta medida —vigente desde ayer— al sospechar que hay una escasez de agua en la urbanización.

El regidor de Urbanismo, Ramón Verdú, afirma que «el viernes atendimos a los directores de los hoteles, que estaban muy preocupados». Añade que «Agrytursa —la sociedad promotora del núcleo turístico y la que suministra el agua— les pidió    que controlaran el consumo». Aclara que, aparte de las advertencias de los hoteleros, «en el Ayuntamiento no hemos recibido ningún comunicado oficial por parte de Agrytursa».

Aun así, desde el Consistorio han tomado esta decisión para evitar «el despilfarro de agua» si realmente hay un problema de carestía en la urbanización. «Estamos muy preocupados», reconoce Verdú, quien advierte que no disponer de agua en la urbanización sería un «gran problema» tanto para los residentes como para la «barbaridad de gente que visita Sant Tomàs».

Situación global

Noticias relacionadas

Es Migjorn sigue los pasos de otros municipios como Ciutadella, Ferreries y Sant Lluís, que estos días han anunciado el cierre de las duchas y los lavapiés de algunas playas ante el problema de la escasez de agua en la Isla.