Bañistas en las duchas de Son Bou, en una imagen de archivo. | Gemma Andreu

19

El pleno del Ayuntamiento de Alaior ha rechazado, con los votos del Partido Popular, el punto central de una moción de Junts per Lô sobre el problema de abastecimiento de agua en la Isla que instaba a cerrar las duchas y lavapiés de las playas urbanas del municipio, Son Bou y Cala en Porter, «hasta que la situación de los acuíferos mejore».

El argumento del equipo de gobierno para rechazar esta petición es que las reservas de agua que abastecen al municipio de Alaior no se hallan en este momento en situación precaria, a pesar del déficit de lluvia registrado en los últimos meses. A juicio de Junts per Lô, el voto en contra a esta petición desvirtúa la moción que defendieron en el pleno del pasado martes.

La portavoz de la oposición, Maria Camps, critica que el gobierno local no tenga una visión insular del problema que supone la sequía para una Reserva de Biosfera. «No se puede demarcar por fronteras municipales», asegura la edil, «se demuestra una falta de empatía y solidaridad del PP de Alaior con el resto de Menorca». Cuestiona de forma especial el voto de Cristóbal Marquès por su condición de senador por la Isla.

Noticias relacionadas

En los últimos días, varios municipios como Sant Lluís, Ferreries, Es Migjorn, Ciutadella y Es Mercadal han adoptado la decisión de cerrar de forma temporal las duchas y lavapiés de sus playas urbanas por la sequía.