Imagen de la inauguración del nuevo curso de la extensión universitaria de la UIB en Alaior. | Josep Bagur Gomila

17

De los 80 estudiantes matriculados entre los dos grados de Enfermería que se imparten en la sede de la Universitat de les Illes Balears (UIB) en Alaior, según los planes de 2016 y 2022, la mayoría son de fuera de la Isla. Hay 33 menorquines y 47 que vienen de la península (30) y Mallorca (17), lo que provoca que haya estudiantes de esta isla que se hayan quedado sin plaza pese a la elevada demanda laboral.

Así lo explicó este jueves el rector de la UIB, Jame Carot, en el acto de inauguración del nuevo curso académico. «Es una lástima pero el número está topado por ley», añadió, «después que el año pasado se consiguiera ampliar el grado con cuatro alumnos más». El factor que marca el límite es el número de plazas disponibles en los centros públicos de atención primaria para las prácticas.

Más oferta en Can Salort, menos alumnos

El curso en Can Salort se estrena con 245 matriculados, de los que 61 son de nuevo ingreso, frente a los 77 que lo fueron el año pasado. Entonces el curso se inició con 299 alumnos pero la inauguración fue tres semanas más tarde que en el presente. El rector de la UIB, Jaume Carot, precisó que la matriculación permanece abierta para el Máster de Formación del Profesorado, así como para otros cursos por lo que la cifra final se incrementará.

La propuesta novedosa es la del doble grado de Educación Primaria y Educación Infantil que acabará con la alternancia habida hasta ahora entre ambas carreras, lo que debe agilizar el tiempo para su conclusión. Se han matriculado 20 alumnos en este doble grado mientras otros 51 continúan en el de Primaria por lo que es el segundo más demandado, junto a los de Enfermería ya que entre los dos planes suman 80 inscritos. Les sigue el grado de Derecho con 48 alumnos registrados.

Noticias relacionadas

De cara al próximo año, el rector confirmó la incorporación a la oferta académica menorquina del grado de Ingeniería Informática, como un impulso a la «reindustrialización que persigue la Isla», por las aplicaciones que tendrá esta carrera.

Por otro lado, la ampliación de la sede de Alaior tras la adquisición del edificio de la calle Costa d’en Macari, permitirá que en el curso 2024-25, si se cumplen las previsiones, estén disponibles otros 416 metros cuadrados para la extensión universitaria, conectados con el inmueble actual. La Conselleria de Educación costeará la reforma integral del edificio, que tiene un presupuesto de 2,9 millones de euros.

El acto solemne de inauguración del nuevo curso académico, celebrado en la sala de cultura Sant Diego, contó con la lección magistral a cargo de la doctora Margalida Pons, profesora de Filologia Catalana, quien leyó la conferencia titulada «Poesia i ciència: la passió d’un encontre».

Minutos antes en la misma sala tuvo lugar la graduación de 18 alumnos que concluyeron sus estudios el curso anterior en ADE, Derecho, Educación Primaria y Turismo. Todos recibieron un recuerdo de su paso por la sede universitaria de Alaior. Entre ellos fue Margarita Coll, graduada en Derecho, de 53 años, la encargada de dirigirse a la concurrencia para destacar la rigurosidad y solvencia de la que han disfrutado los alumnos en estos cuatro años de estudio por parte de profesores y trabajadores de la sede alaiorense y de la UIB, en general. «Esta extensión universitaria no tiene nada que envidiar a la de cualquier universidad, somos unos privilegiados», señaló.