Diseño actual de los supermercados de la cadena Aldi.

La Comisión Balear de Medio Ambiente ha dado luz verde a la puesta en marcha del supermercado de la cadena Aldi en el Polígono de Maó, el primero que abrirá en Menorca, situado entre las calles Cap de Cavalleria y Capifort. La empresa alemana estaba obligada a superar este trámite a pesar de ubicarse en suelo industrial ya que la superficie de venta alcanza los 1.000 metros cuadrados, el máximo permitido en la normativa vigente, y se considera que es un «centro generador de movilidad» por el número de clientes que se acerquen hasta allí en coche particular.

Aldi obtuvo licencia del Ayuntamiento de Maó para abrir este supermercado en febrero de 2021 y todavía no ha podido empezar las obras, aunque su interés por implantarse en Menorca viene de mucho antes. Tuvo que esperar durante tres años a que terminara la moratoria para la apertura de grandes superficies comerciales que se decretó en 2016.

Noticias relacionadas

El supermercado se construirá sobre una parcela de 4.530 metros cuadrados, en la que habrá 69 plazas de aparcamiento, zona verde y un único edifico en planta baja de 1.650 metros cuadrados, de los que mil se destinarán a superficie útil de venta. En Menorca, a partir de 400 metros se considera una gran superficie, lo que complica la tramitación.

Requisitos ambientales

Se prevé un consumo de agua de dos metros cúbicos diarios y para el riego de jardines se utilizará agua de lluvia almacenada en un depósito. La mitad del consumo eléctrico se obtendrá mediante una instalación de placas fotovoltaicas. En cuanto a la gestión de residuos, Aldi se compromete a separarlos por tipología y a contratar el servicio de gestores autorizados.

En su informe, la Comisión de Medio Ambiente exime a la empresa del trámite de evaluación de impacto ambiental ordinario, lo que habría sumado nuevas demoras al proyecto.