Un avión de Vueling, a punto de despegar del aeródromo menorquín. 

En las conexiones aéreas para el festivo del 1 de noviembre, la huelga convocada por la tripulación de cabina de Vueling afectó a dos de los diez vuelos con origen o destino Menorca. Concretamente se cancelaron los primeros trayectos de la mañana, el que debía haber salido de Barcelona a las 7.10 (con llegada a las 8.05), y el de regreso a la Ciudad Condal de las 8.40 horas.

Vueling tenía previstas diez operaciones en la Isla durante este primero de noviembre, cinco de ida y cinco de vuelta desde el aeropuerto del Prat. De todas ellas, quedaron cancelados los dos primeros vuelos, mientras que los ocho restantes se completaron sin retrasos. De este modo, en lo que afecta a Menorca, la primera jornada de la huelga convocada por el sindicato Stavla se cumplió el 80 por ciento de los servicios mínimos, teniendo en cuenta que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana había fijado una horquilla de entre el 57 y el 80 por ciento para los territorios no peninsulares.

Noticias relacionadas

Aún así, este parón afectó más a Menorca que al total de operaciones en total. Y es que Vueling tenía previsto operar 466 de los 520 programados en toda la red, es decir, un 90 por ciento del total.

Hasta el 31 de enero

La operadora había anunciado que, de forma preventiva, había cancelado para ayer 54 de los 520 vuelos no protegidos por los servicios mínimos, y a mediodía la compañía valoró que la jornada se estaba desarrollando con normalidad.

Stavla es el sindicato mayoritario entre los 2.250 tripulantes de cabina de la aerolínea. Desde el 1 de noviembre ha convocado huelga para todos los viernes, domingos, lunes y festivos hasta el 31 de enero, en su intento por lograr una actualización salarial del 13,4 por ciento para el año 2022.