En algunos puntos de Menorca, como en Sant Lluís, han caído hasta 70 litros por metro cuadrado en 12 horas.

Lluvia, bajada brusca de temperaturas y viento. Los tres elementos se han conjurado este sábado en Menorca para recordar, ahora sí, que es otoño, tras unas apetecibles semanas con un tiempo casi más propio de final del verano. Y lo peor todavía está por llegar, ya que el lunes por la tarde se prevé la entrada, rápida y profunda, de una ciclogénesis en el Mediterráneo.

Las persistentes precipitaciones caídas desde la noche del viernes hasta por la tarde del sábado han dejado Menorca pasada por agua, con registros en poco más de 12 horas de hasta 70,3 litros por metro cuadrado en la estación de la Aemet de Sant Lluís; 47 litros en Es Mercadal; 42 en el Aeropuerto; o 30 en Ciutadella, según los datos difundidos por la Agencia Estatal de Meteorología.

El momento que más llovió, según los registros de la Aemet, fue sobre las 20 horas de este viernes, cuando se contabilizaron 15 litros por metro cuadrado en Maó en apenas una hora.

Las lluvias se han prolongado durante la tarde del sábado, registrando en Es Mercadal un total de 52 litros por metro cuadrado.

Paralelamente, este sábado se ha registrado una bajada brusca de las temperaturas. Así, si el jueves los termómetros oscilaron entre los 18 y los 23 grados, el viernes las mínimas bajaron a los 13 grados y las máximas no pasaron de los 20 grados, este sábado se han registrado mínimas de 10 grados y no se espera que el termómetro pase de los 15 grados. Ello supone una bajada de temperaturas de hasta 8 grados, respecto al jueves.

En cuanto al viento, de componente norte, este sábado se han registrado rachas máximas de hasta 52 kilómetros por hora, en la estación de la Aemet de Es Mercadal.

En alerta

Menorca ha estado en alerta amarilla por precipitaciones y tormentas hasta el mediodía de este sábado. También se ha activado el aviso por fenómenos costeros, con viento del norte de hasta 60 kilómetros por hora y olas de 3-4 metros. El aviso por mala mar estará activo desde este sábado hasta que acabe el lunes.

Las previsiones apuntan a un domingo más tranquilo, aunque por la mañana las posibilidades que lluevan se sitúan al 45 por ciento. A partir del mediodía del domingo se descartan precipitaciones, que podrían regresar por la tarde del lunes, cuando se espera una rápida y profunda ciclogénesis, con precipitaciones que pueden ser muy fuertes, acompañadas de viento.

El lunes por la tarde hay activas hasta cuatro alertas meteorológicas, por mala mar, por viento con rachas de hasta 70 kilómetros por hora, por precipitaciones de hasta 20 litros por metro cuadrado y tormentas.