Una de las calles de la urbanización de Binissafúller Roters en Sant Lluís. | Gemma Andreu

La alcaldesa de Sant Lluís, Carol Marquès, anunció este martes en una entrevista a IB3 Radio que el Ayuntamiento recibirá una aportación de 750.000 euros de fondos europeos para contribuir a financiar las obras de reforma y habilitación de infraestructuras en la urbanización de Binissafúller Roters. Este dinero permitirá reducir las contribuciones especiales que debían abonar para este proyecto los vecinos del núcleo costero, un sistema de financiación que ha generado las críticas, recursos y anuncio de recursos judiciales por parte de la asociación de vecinos.

Noticias relacionadas

Carol Marquès explica que la concesión de la ayuda procedente de fondos europeos no es oficial, pero que han sido informados de la resolución favorable de la petición que realizaron. La firma está prevista en breve.

Hace unos meses, el Ayuntamiento de Sant Lluís ya anunció que estaba trabajando para conseguir líneas de ayuda para reducir el coste del proyecto de urbanización que se prevé ejecutar en Binissafúller Roters. El importe total para desarrollar las actuaciones asciende a 4,76 millones, de los cuales el Consistorio asumirá el 10 por ciento como mínimo, más la parte proporcional que le corresponde como propietario de terrenos en la zona. El resto en principio iba a correr a cargo de los vecinos.