Sede del Consell de Menorca. | ARCHIVO

UGT ha ganado un recurso contencioso administrativo que permitirá al personal interino del Consell de Menorca acceder a un aumento de su complemento de destino en las mismas condiciones que el personal fijo, ha anunciado este miércoles en un comunicado el sindicato.

La organización sindical se ha felicitado por reducir «una vez más» la brecha retributiva entre los interinos y los trabajadores fijos. El juzgado contencioso administrativo número 2 de Palma ha declarado nulo el artículo 65 bis del acuerdo marco de condiciones de trabajo del Consell de Menorca, que solo reconocía el derecho a la promoción profesional al personal funcionario.

Por otro lado, UGT ha confirmado que pedirá en la próxima mesa de negociación que el aumento de nivel de los interinos y su correspondiente complemento de destino se pague de forma retroactiva desde a 2018. Más de un centenar de trabajadores de la institución insular presentaron esta petición asesorados por el sindicato.

Según UGT, unas 300 personas entre interinos y funcionarios de carrera de reciente incorporación podrán ver aumentada su nómina y percibir del Consell entre 1.400 y 2.100 euros si se consigue reconocer el derecho de manera retroactiva.

La sentencia cita jurisprudencia de tribunales españoles y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea para resolver que la resolución impugnada por UGT es contraria a derecho.

«Esta sentencia podría abrir la puerta a la extensión del derecho al personal interino de otras administraciones de Menorca», han manifestado desde UGT antes de subrayar que ya está recibiendo peticiones de información de interinos de ayuntamientos con el objetivo de saber cuál es el procedimiento que hay que seguir para lograr equiparar los complementos de destino con el personal funcionario de carrera.

UGT ha recordado que es la segunda sentencia que gana en el Consell de Menorca relacionada con mejoras retributivas para el personal público. Los auxiliares de enfermería pudieron escalar del subgrupo C2 al C1 en 2018 gracias al contencioso contra las bases específicas de la oferta pública de empleo de 2017. Esto supuso un aumento salarial de 300 euros más al mes para estos profesionales.