El detenido, entrando en la Comisaría de la Policía Nacional de Ciutadella.

3

La Policía Nacional de Ciutadella ha detenido a un hombre de 37 años acusado de estafa y usurpación de estado civil por apropiarse de material electrónico con valor de 16.000 euros que retiraba de una tienda en la que se presentó como responsable de una empresa de montajes y mantenimiento.

Según ha informado el la Policía, los hechos se produjeron en agosto, cuando el presunto estafador, de nacionalidad española, se presentó en un comercio de Ciutadella explicando que necesitaba teléfonos, ordenadores y otros aparatos electrónicos porque tenía que equipar a operarios de su empresas desplazados a Menorca para realizar una obra.
Comenzó con un pedido de varios terminales telefónicos, tarjetas SIM y ordenadores portátiles por valor de 2.775, y en ocasiones sucesivas siguió retirando material de la tienda sin pagarlo ni dejar ninguna fianza, aunque sí aportaba un número de DNI ajeno para dar de alta las líneas de teléfono y números CIF de empresas de las que decía ser dueño.

Cuando realizó un pedido para que le entregaran varios electrodomésticos en un domicilio de Es Castell levantó sospechas del dueño del comercio, que se echó atrás y denunció al falso empresario.

De este modo se hizo con 37 terminales telefónicos, 2 ordenadores portátiles, 8 tarjetas SIM, 6 televisores, 2 tabletas, 1 reloj smartwatch, 2 patinetes eléctricos y accesorios de telefonía como son fundas y protectores de pantalla, ha destacado la Policía.


Ya habia sido detenido

El modus operandi empleado ya era de sobra conocido por los investigadores, ya que en el mes de septiembre ya fue detenido por hechos similares denunciados en Ciutadella, si bien tras saber que lo estaba buscando la policía se ocultó en Es Castell donde finalmente fue detenido. El presunto autor ya cometió hechos similares también en Palma y Alcúdia, por lo que tiene varias causas pendientes en diferentes juzgados.

La Policía aconseja a los responsables de comercios que cuando reciban encargos de particulares o empresas tomen medidas para evitar estafa, como pedir por adelantado parte del importe, comprobar el abono de las transferencias bancarias y desconfiar de pedidos muy cuantiosos de personas desconocidas.