Los pasajeros, a pie de pista, en la zona acotada por la Guardia Civil, antes de revisar su equipaje | Paco Sturla

3

A las 19.10 de este domingo ha quedado restablecida toda la operativa del Aeropuerto de Menorca que había quedado parcialmente afectada al recibirse una falsa alarma de bomba en un vuelo EZY 8303, de la compañía Easyjet procedente de Londres-Gatwick.

Ha sido necesario activar el protocolo de emergencias cuando se ha tenido conocimiento de la alarma detectada, al parecer, en una red social que correspondía a un grupo de jóvenes que viajaban a la isla para una celebración.

El avión ha aterrizado a las 16.44, apenas con media hora de retraso y ha sido acotado en una zona de la instalación menorquina para que la Guardia Civil, que aguardaba su llegada procediera a revisar a todos los pasajeros el equipaje, además de la cabina y la bodega del aparato.

Recorrido del avión antes de aterrizar en Menorca | Flightradar24
Noticias relacionadas

Los pasajeros del avión han descendido uno a uno de la nave después de que los agentes, acompañados por los perros de la unidad de explosivos hubieran comprobado las maletas y los bultos que fueron depositados sobre la pista.

Los ocupantes de la nave han tenido que identificarse accediendo a su propia maleta antes de que la Guardia Civil diera por concluido el dispositivo tras haber comprobado que se había tratado de una falsa alarma.

En cumplimiento del mismo protocolo de seguridad, según imágenes difundidas por algunos medios el avión ha sido escoltado por un caza de la aviación española tras acceder al espacio aéreo nacional.

La activación de la alarma ha causado cierto revuelo en la terminal menorquina aunque la operativa no ha visto alterada en demasía, salvo otro vuelo de Ryanair a Londres, que ha salido con casi dos horas de retraso y el mismo de Easyjet.