La agresón se produjo cuando el dueño acababa de cerrar su establecimiento.

32

Acababa de cerrar su establecimiento, un supermercado situado en la Avinguda Los Delfines, de Cala en Blanes, sobre las 12.30 horas de ayer viernes, cuando acabó recibiendo una paliza por parte de dos menores de edad a los que había recriminado que se sentaran en la moto de su propiedad, aparcada en el estacionamiento frente a su negocio.

La reacción de los dos adolescentes, de origen británico, uno de los cuales estaba miccionando frente al vehículo, fue ensañarse con el hombre ciutadellenc, de unos 50 años de edad, al que agredieron con brutalidad en diversas partes de su cuerpo.

La víctima, que posteriormente fue trasladada al centro médico del Canal Salat, tuvo que recibir varios puntos de sutura en una de sus cejas, sufrió un derrame en uno de sus ojos debido a los golpes recibidos y varias contusiones por el ensañamiento de sus agresores.

Según algunas fuentes, los adolescentes británicos habrían llegado a grabar o retransmitir on line algunos momentos de la agresión de la que eran protagonistas.

Alertados otros trabajadores de locales comerciales próximos que todavía estaban abiertos, acudieron a socorrer al propietario del supermercado. Se produjo entonces un forcejeo entre estos y los menores hasta que lograron reducirles. Los dos fueron retenidos cuando ya se había dado el aviso a la Policía Nacional y a la Policía Local.

Dada la acumulación de servicios fueron los nacionales los que acudieron al lugar del suceso y acabaron procediendo a la detención de los dos adolescentes británicos a quienes condujeron de inmediato a la Comisaría de Ciutadella.

La Policía Nacional ha instruido el atestado y posteriormente lo ha trasladado a la Fiscalía de Menores. Los dos, según decidió la madre de uno de ellos, se negaron a declarar en Comisaría porque había problemas de sonido con la interpréte.