Imagen de un operativo de la Policía Nacional llevado a cabo en Menorca. | M.J. Urbano

7

Los delitos y faltas han aumentado en Menorca cerca de un 20 por ciento en los primeros seis meses del año en comparación al mismo periodo del año anterior, hasta un total de 1.866 infracciones denunciadas. Sin embargo, se mantiene como la isla balear con la tasa de criminalidad más baja, según los datos divulgados este viernes por el Ministerio del Interior.

Así, Menorca llega al ecuador de 2022 con una tasa de 39,5 delitos o faltas por cada mil habitantes frente a los 66,7 de Eivissa, los 58,2 de Mallorca o los 49,5 de Formentera. En el conjunto de España las comunidades con mayor incidencia de la delincuencia son Balears y Madrid. El archipiélago ha liderado históricamente este ranking ya que la tasa se calcula sobre la población residente, sin tener en cuenta que una parte de los delitos los cometen turistas. En el conjunto de España la tasa de criminalidad se sitúa en 46,2.

Dos hurtos cada día

La infracción más habitual en Menorca son los hurtos. De enero a junio de este año se han denunciado 353, un 24 por ciento más que hace un año, lo que supone una media de dos cada día. También se han registrado 20 sustracciones de vehículos (frente a las 12 del primer semestre de 2021), 103 robos con fuerza (un 25 por ciento más), de los que la mitad han sido forzando domicilios, y seis robos con violencia e intimidación, los mismos que hace un año.

Los delitos contra la libertad sexual han sido 23, de los que tres corresponden a agresiones sexuales con penetración. También se han registrado 25 delitos de lesines y ocho relacionados con el tráfico de drogas.