Casa de la Infancia en Maó | Katerina Pu

Un menor de 17 años tutelado por el Consell ha sido condenado esta semana a 7 meses    de internamiento terapéutico semiabierto por un delito de robo con fuerza que cometió el 19 de octubre de 2021 en el bar Mom, de la calle Borja Moll, de Maó, junto a otro menor de edad y un adulto.

Los tres, provistos de pasamontañas, arrojaron un bloque de hormigón para romper las dos puertas de cristal y aluminio del establecimiento, sobre las 2 de la madrugada, y se llevaron 530 euros de la caja registradora. Además, los desperfectos están valorados en 437 euros por los que reclama la dueña del bar. De estas cantidades deberán hacerse cargo el propio Consell, como tutor de uno de los menores, y los padres    del otro.

Los dos menores, uno de los cuales ya ha cumplido la mayoría de edad, poseen antecedentes penales por delitos similares de robo con fuerza, intimidación y adicción a sustancias estupefacientes.

La Fiscalía de Menores pedía 24 meses de internamiento y 12 más de libertad vigilada que finalmente quedaron en 7 de reclusión semiabierta y otros 6 meses de libertad vigilada gracias al acuerdo pactado por su abogado, José de Juan López, con el fiscal.