La catedral de Mallorca con la luna de fondo. | M. À. Cañellas

0

¿Prismáticos preparados? La madrugada del domingo al lunes, del 15 al 16 de mayo, volverá a repetirse un eclipse total de luna, un fenómeno astronómico que supone, además de un deleite para los aficionados, una oportunidad para que la ciencia profundice en el conocimiento del satélite. Durante el eclipse total, la luna no estará completamente oscura, sino que tomará un tono rojizo, eso se debe a que una parte de la luz solar es desviada por la atmósfera terrestre.

Este tipo de eclipses se conocen como «luna de sangre», y el satélite adquiere ese color porque la atmósfera terrestre filtra todos los componentes de la luz blanca solar y la luz roja es la única que le llega. A las 2:28 horas GMT del próximo lunes (las 4:28 en la península) la sombra de la Tierra empezará a ensombrecer la luna y una hora después (a las 3:29 GMT) comenzará el eclipse total, que se prolongará hasta las 4:54 GMT de la madrugada, y a las 5:55 horas (las 7:55 en la península) el satélite recuperará todo su esplendor tras uno de los eclipses más largos de las últimas décadas. Fuentes del Observatorio Astronómico Nacional (OAN) han aclarado que el eclipse será visible desde gran parte del mundo (en la mayor parte de Europa, África y América), que en España se podrá ver como total y que la observación puede hacerse a simple vista, porque ni requiere instrumentación especial para contemplarlo ni entraña ningún peligro.

En Balears la luna se ocultará sobre el horizonte antes de que finalice el eclipse total, por lo que sólo se verá el comienzo de esa fase, pero en el resto de la península, en Ceuta, Melilla y en Canarias se verá la fase total íntegra, un tiempo durante el cual la lna no estará totalmente oscura sino que adquirirá un tono rojizo debido a que parte de la luz solar será desviada por la atmósfera terrestre.

A diferencia de los eclipses solares, que pueden ser vistos solo desde una parte relativamente pequeña de la Tierra y que duran unos pocos minutos, un eclipse lunar se puede ver desde cualquier parte de la Tierra en la que sea de noche y se prolonga durante varias horas, según la información facilitada por el Observatorio español. Numerosas instituciones científicas y agencias espaciales han programado eventos especiales con motivo de este evento astronómico y para divulgar algunos de los aspectos y proyectos científicos más relevantes de la exploración lunar, entre los que destaca el programa Artemis -que lidera la NASA- para volver a la Luna con misiones tripuladas.

Los eclipses, y sobre todo los totales, son una oportunidad para escudriñar algunos de esos secretos; una oportunidad que volverá a repetirse en algunas regiones del mundo el próximo 8 de noviembre, aunque en España no se producirá un evento astronómico similar hasta el 14 de mayo de 2025.