La marcha del Orgullo LGTBIQ+ en las calles del centro de Maó este jueves | Paco Sturla

La marcha del Orgullo LGTBIQ+, que ha organizado de manera conjunta la entidad Diverxia y el Ayuntamiento de Maó, ha llenado de banderas arcoíris las calles más céntricas del municipio este jueves por la tarde. Bajo el lema «Escribe con pluma tu destino», la manifestación ha reunido, sobre todo, a decenas de personas jóvenes que reclamaron la defensa de la libertad y los derechos del colectivo.

Tras dos años de parón por la pandemia, la marcha se ha vuelto a celebrar por todo lo alto por segunda vez en la historia de Menorca. En el acto, al que han asistido la presidenta del Consell, Susana Mora, el alcalde de Maó, Héctor Pons, y otras autoridades municipales, se ha leído un manifiesto en el que el presidente de Diverxia, Andrés Armengol, ha asegurado que «volver a revivir el espíritu de 2019 significa recuperar algo en lo que trabaja la entidad y que consiste en cambiar a esa Menorca estacional que en verano acoge a todo el mundo y que a partir de otoño vuelve al silencio».

La marcha, que ha empezado a las 19 horas en los Cines Ocimax y ha terminado alrededor de las 21 horas en la Plaza del Carme, ha llenado de color y música el centro de Maó con un objetivo: el de «derribar, de una vez por todas, el muro del silencio» y «crear un espacio de encuentro tanto para el colectivo como para toda la ciudadanía», según ha explicadoArmengol.

Algunas personas que han asistido al acto comentan que «todavía hay mucha discriminación y violencia hacia el colectivo» y que «es muy importante celebrar y apoyar el Orgullo para combatir los comportamientos regresivos en la Isla». Por ello, inciden en la «necesidad» de «una sociedad menorquina que sea inclusiva y no tolerante, porque tolerar significa soportar aquello que no te gusta o que no apruebas del todo y aquí de lo que se trata es de defender el respeto a la libertad y a los Derechos Humanos».

La marcha del Orgullo nació para conmemorar los hechos que tuvieron lugar en el Stonewall Inn, un bar de ambiente gay situado en el barrio neoyorquino de Greenwich. Allí, la noche del 28 de junio de 1969, una redada de la policía desembocó en unos enfrentamientos entre agentes y clientes que significaron el comienzo del movimiento para la liberación LGTBIQ+. Ahora, según Armengol, «en un contexto en el que, cada vez más, se escuchan discursos LGTBI-fóbicos, debemos salir a la calle y tener muy presente la memoria, reflexionar de dónde venimos y adónde vamos».

«No queremos que nos señalen, queremos que nos reconozcan como ciudadanos y que, delante de situaciones que nos afectan día tras día, como la discriminación y los delitos de odio, haya contundencia», ha manidestado Armengol.

Tras la marcha reivindicativa, el Claustre del Carme ha acogido la Fiesta del Orgullo 2022 a las 21.30 horas y, con ella, se ha puesto punto final al programa de actos organizados en el marco    del Día Mundial del Orgullo LGTBIQ+.