Las fiestas de la espuma han proliferado en diversas localidades de las Islas en los últimos años. | Marina Yeste

13

Los vecinos de Llucmaçanes se preparan este fin de semana para vivir las fiestas de Sant Gaietà, sin embargo los más pequeños se han quedado sin uno de los actos previos que más podían disfrutar. La asociación de vecinos ha decidido suspender la fiesta de la espuma prevista para este jueves a las 20 horas siguiendo las indicaciones del Ayuntamiento de Maó.

La suspensión de la fiesta de la espuma se justifica por la situación crítica que atraviesan los pozos de agua que abastecen el municipio de Llevant, y que han llevado al equipo de gobierno formado por PSOE y Ara Maó a pedir que se eviten los consumos innecesarios.

«Todos disfrutábamos, mayores y pequeños, pero el consumo de agua que supone celebrar la fiesta de la espuma no es consecuente con la actual situación de sequía», explican desde la Junta de la asociación en un comunicado en sus redes sociales. En este momento están tratando de organizar alguna actividad alternativa.