Vista aérea de la playa de Mongofra. | GUIA TODAS LAS PLAYAS DE MENORCA

17

Cuando llega el mes de agosto los menorquines huyen de las playas más famosas en busca de rincones en los que darse un chapuzón sin cientos de turistas a su alrededor, rincones secretos que cada vez lo son menos. Menorca es un destino habitual en los grandes rankings de las mejores playas, fotos de ensueño normalmente tomadas en meses de temporada baja que cuando llegan julio y agosto -e incluso antes- se llenan hasta la bandera.

Son playas de postal como Macarella, Macarelleta, Pregonda, Cala en Turqueta, Cala Mitjana, o de muy fácil acceso y amplios servicios como Sant Tomàs, Son Bou, Cala Galdana y Arenal d’en Castell. Sin embargo, en los últimos años páginas especializadas en turismo se han dado cuenta del creciente interés de los visitantes por seguir el camino de los residentes y descubrir zonas menos frecuentadas.

Uno de los artículos que más éxito ha tenido -se replica periódicamente a lo largo y ancho de internet- es el publicado por Artiem Hotels bajo el título «10 rincones secretos de Menorca que no te puedes perder», un listado diferente a los que estamos habituados en el que se revelan algunos lugares menos conocidos por el gran público como Cala Rafalet y el Macar de Sa Llosa, cerca de Son Parc. En la misma línea va el artículo de la revista internacional Marie Claire «10 rincones secretos de las Isla que no te puedes perder», en el que se proponen lugares como el mirador de Cala Tamarells, la miniplaya de Cala Rafalet o Sa Mesquida.

También en el portal Menorca Explorer se destacan los «cinco lugares secretos de la Isla que probablemente no conozcas» e incluyen algunas playas de difícil acceso a pie como la playa de Mongofra, otros difíciles de encontrar si no se conocen como las plataformas de Cap d’en Font, o lugares donde bañarse sin apenas gente como Sa Piscina de Sa Mesquida, además de otros lugares muy propios de residentes y propietarios de segundas residencias de la zona como Cala Sant Esteve. Por su parte, la web Playas de Menorca incluye un mapa interactivo para explorar la Isla desde diversas calas.

Imagen de Cala Pilar, al norte del municipio de Ciutadella.

«Nueve calas de Menorca poco frecuentadas» es el título de un artículo publicada por el portal Escapada Rural, en la que se recomiendan playas alejadas del mundanal ruido, para cuyo disfrute hace falta estar dispuesto a caminar principalmente por el Camí de Cavalls. Cala en Calderer, Cala Pilar, Cala de Sa Torreta, Cala Tortuga, Cala Pudent, Trebalúger, Cala Tamarells del Sud y Es Macar Gran son las recomendaciones. Se ofrecen consejos para no llevarse sorpresas ni por la lejanía de las zonas de estacionamiento, ni por la falta de servicios básicos, aunque a buen seguro que amantes de la navegación no dudarán en acercarse mediante fondeo a estos rincones más inaccesibles.

Esta tendencia a la búsqueda de lugares donde huir del resto de turistas ha llevado a muchas páginas turísticas a incorporar en entre sus secciones algunas que ofrecen información oficial sobre la frecuentación de las playas. Es el caso de los portales Menorca Diferente y Menorca en Familia, que echan mano del análisis que cada año hace el Observatori Sociambiental de Menorca (Obsam) para dar a conocer con las estadísticas en la mano las playas más vacías en los meses punta del verano.