La sala de las sagas

Desde hace unos meses, los pabellones médicos del Hospital de la Isla del Rey cuentan con una peculiar sala dedicada a la especialidad de Oftalmología. Y es peculiar porque responde a un trabajo colectivo de tres sagas de oftalmólogos que, derrochando esfuerzo e ilusión, ha cristalizado en una magnífica exposición de instrumentos y aparatos oftalmológicos, algunos de épocas tempranas del siglo XX, cuidada con cariño y dedicación por la diplomada en enfermería Mercé Bagur, y que, como todas las demás ya terminadas se puede visitar los domingos.

Todo empezó con el encargo que me hiciera Luis Alejandre y que de alguna manera me agobió porque era consciente que no veía cómo llenar una sala, pero con mi esposa y también oftalmóloga Concha Valero, empezamos a rebuscar antiguos instrumentos quirúrgicos propios y de mi padre, el oftalmólogo Pedro Bosch Olives quien había trabajado en el propio hospital durante y después de la guerra civil española. Luego, planteé el proyecto a mi amigo de los viejos tiempos de la Facultad de Medicina de Zaragoza y veraneante habitual en Menorca, el doctor Juan García de Oteyza quien se adhirió entusiasmado. Ambos somos hijos de oftalmólogos y padres de oftalmólogos, los doctores Jordi Bosch Valero y Gonzalo García de Oteyza Delbés, de ahí que se empezara a hablar de “sagas” y a nutrir la sala de diversos aparatajes antiguos debidamente restaurados.

Más adelante el doctor Oteyza contactó con una oftalmóloga de Barcelona, la doctora África Menacho Viladot quien por uno de los azares de la fortuna acababa de dejar la antigua consulta de su padre, el doctor Rafael Menacho García-Menacho, fallecido pocos años atrás, también veraneante de toda la vida en Menorca, y se entusiasmó con la idea de que el señorial mobiliario con el que trabajara toda la vida su padre, sus preciosos instrumentos quirúrgicos con mango nacarado y multitud de cuadros históricos de los más conspicuos oftalmólogos españoles y extranjeros, pervivieran en l’Illa del Rei.

La “Sala de las Sagas” contribuye en su modesta medida a la admiración que despierta en todo el mundo la modélica restauración del Hospital de L’Illa del Rei, un proyecto liderado y dirigido por Luis Alejandre y hoy día realzado por la galería de arte Hauser &Wirth, en el que la bella especialidad de oftalmología ha encontrado su rincón de homenaje.

Pedro J. Bosch Barber

Voluntario oftalmólogo