Todo apunta a que, tras la reunión que mañana mantendrá Pedro Sánchez con los presidentes de las 17  comunidades autónomas, se adoptarán medidas inmediatas para frenar la rápida expansión de la sexta ola de covid por la variante ómicron. Las administraciones, empezando por el Gobierno central, que debe articular una respuesta homogénea, han de hablar claro ante esta preocupante escalada de contagios, que ya impacta sobre el sistema sanitario. Como en el resto de España, las instituciones de Balears deberán decidir en 48 horas si restringen o si, directamente, cancelan celebraciones navideñas. Sobre todo aquellas que propician la concentración de personas y en las que es difícil guardar distancia de seguridad.

Pero en Menorca la decisión de limitar o anular eventos multitudinarios traspasa las fechas de la Navidad, fin de año y Reyes. ¿Qué hacemos con las fiestas de Sant Antoni? Urge manifestarse con absoluta claridad al respecto, para que los menorquines, las familias, los ayuntamientos, entidades y asociaciones sepan a qué atenerse. De momento, el Govern reitera su estrategia basada en exigir el certificado covid y continuar la campaña de vacunación. Pero si la incidencia acumulada sigue aumentando habrá que adoptar y aplicar otras medidas para evitar que la nueva ola de la pandemia entre en fase de descontrol.