Una serie es un conjunto de cosas que se suceden unas a otras y que están relacionadas entre sí. Las series de televisión nos mantienen pegados a la pantalla hasta altas horas. Antes, era más frecuente la película que ponía Fin o The End, porque venían muchas de América. En ocasiones, el The End era una boda.  Pero una boda no es un fin en sí misma.

Hemos crecido con esas películas que pasaron del blanco y negro al color. Dan lástima los que todavía ven la realidad en blanco y negro. Hoy es habitual el continuará y las historias por temporadas. Series de asesinos en serie, de médicos, policías, abogados o comedias de enredo con un toque picante.

Matemáticamente, una serie es la expresión de la suma de los infinitos términos de una sucesión. Si la suma de sus términos se aproxima a una determinada cantidad, recibe el nombre de convergente. En cambio, es divergente si tiende al infinito. La Revolución Industrial trajo la fabricación en serie. Un duro golpe para los artesanos, tal como los cajeros automáticos han eliminado muchos empleos en la banca. Cuando alguien destaca, es un fuera de serie y en las competiciones hay cabezas de serie.

Bueno, hoy me han venido una serie de ideas a la cabeza. No sé si están relacionadas entre sí. ¿Recuerdan la definición? Si una serie va en serio, hay que tenerla en cuenta, pero si es un conjunto de chorradas que solo tienen en común el mismo cerebro, no hagan mucho caso.