Una mujer reza después del terremoto | JOSE LUIS GONZALEZ

0

Un sismo de magnitud 6.2 sacudió el sábado la Ciudad de México precipitando a las calles a numerosos residentes, casi cuatro días después de que un brutal terremoto dejó casi 300 muertos en el centro del país y colapsó decenas de edificios.

El epicentro se ubicó a 19.3 kilómetros de Matías Romero, a una profundidad de 32 kilómetros, de acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

El jefe de los servicios de emergencia de México, Luis Felipe Puente, dijo que el sismo también fue sentido en Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz pero que hasta el momento no había reportes de daños.