El rey Felipe VI (2d), la reina Letizia (d) y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3d) reciben a la embajadora sudafricana en España, Bernardito Auza (2i) durante la recepción al diplomático acreditado en España durante un acto celebrado en el Palacio Real de Madrid este lunes. | Efe

2

La ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, ha asegurado este lunes que espera que las crecientes tensiones con Rusia en torno a Ucrania puedan resolverse por la vía diplomática, pero advirtió que Moscú sufrirá si ataca al país aliado de la OTAN. «Cada nuevo acto agresivo tendrá un alto precio para Rusia, desde el punto de vista económico, estratégico y político», dijo Baerbock, quien se encuentra en Kiev como parte de un viaje que la llevará posteriormente a Moscú.

«La diplomacia es el único camino» ha plasmado la representante de la diplomacia alemana ante su homólogo ucraniano Dmytro Kuleba. Las conversaciones entre Moscú y las potencias occidentales sobre el despliegue de decenas de miles de soldados de Rusia a lo largo de la frontera ucraniana terminaron sin ningún avance la semana pasada. Un ciberataque masivo contra Ucrania ha avivado aún más las tensiones. Kuleba dijo que Ucrania y Alemania estaban unidas en su empeño por reanudar las conversaciones de paz a cuatro bandas para poner fin a la guerra en el este de Ucrania, bajo el llamado formato «Normandía», que incluye a Alemania, Francia, Ucrania y Rusia.

Excluida de gran parte de las conversaciones de la semana pasada, Ucrania ha pedido y recibido repetidamente garantías de sus aliados de que no se tomarán decisiones sobre su futuro sin su participación y consentimiento. «Para nosotros es importante ahora que ni Berlín ni París tomen ninguna decisión sobre Ucrania sin contar con ella, y que no jueguen a nuestras espaldas en las relaciones con Rusia. Esta es la clave ahora».

Noticias relacionadas

En este contexto el Rey Felipe VI ha defendido también este lunes la importancia de que la OTAN mantenga su unidad y su cohesión en el contexto actual y que la UE siga avanzando también en materia de seguridad y defensa, al tiempo que ha advertido a Rusia de la necesidad de preservar las fronteras para mantener la paz en Europa, en medio de las especulaciones sobre una eventual invasión de Ucrania.

Don Felipe ha aprovechado su discurso con motivo de la recepción al cuerpo diplomático en el Palacio Real para repasar las relaciones con distintos países y regiones y dejar claro al centenar de embajadores presentes que tienen en España «a un miembro constructivo de la sociedad internacional y a un socio dispuesto, que apuesta por el multilateralismo y comprometido con el respeto al Derecho internacional».

«España reconoce el papel destacado de Rusia como actor relevante para la estabilidad de la región euroasiática», ha manifestado el monarca, incidiendo en que al mismo tiempo, al igual que sus socios de la UE, tiene «el convencimiento firme de que la soberanía y la integridad territorial de los estados son requisitos esenciales e irrenunciables para construir unas relaciones fructíferas y pacíficas». «El respeto de las fronteras es la base de la paz en Europa», ha recalcado Don Felipe, sin mencionar expresamente a los últimos acontecimientos en la frontera rusa con Ucrania y una eventual e inminente invasión, a la que los Veintisiete ya han advertido que responderán con contundencia.

Asimismo, también ha dejado claro que tanto España como sus socios europeos seguirán «esforzándose para desarrollar las relaciones con los países que integran nuestra Vecindad Este», en referencia a las antiguas repúblicas soviéticas, «contribuyendo a forjar un espacio en el que imperen la paz, la seguridad y la prosperidad». «El diálogo regional y la profundización de las relaciones bilaterales ayudarán a conseguir este propósito esencial para toda Europa», ha manifestado.